Cristian Toro, Sevilla FC Femenino
Femenino

CRISTIAN TORO: "MI ASPIRACIÓN ES GENERAR QUE LA SEMILLA CADA VEZ SEA MÁS FUERTE DESDE EL DÍA A DÍA"

El entrenador del primer equipo femenino sevillista analizó la situación de las suyas y varios aspectos a nivel personal aprovechando el fin de semana de parón en la máxima categoría

Cristian Toro atendió a 'Solo el Sevilla', de Sevilla FC Radio, antes de afrontar uno de los últimos fines de semana de descanso en la Primera Iberdrola. El técnico del Sevilla FC Femenino comenzó refiriéndose al efecto 'Misma Pasión', generado en las últimas horas en las redes sociales, haciéndolo desde el lado positivo siempre: "Al final tuvo repercusión positiva, porque tuvo el apoyo del fútbol masculino y profesionales del nivel comenzando por Asensio y terminó siendo una campaña mundial a nivel positivo para el fútbol femenino. Siempre está bien que se unan fuerzas para que se reconozcan como mujeres… al final es la pasión por el deporte, ellos comparten esa pasión y seguramente se van derribando esas barreras cada vez más con el crecimiento del fútbol femenino. Todo es positivo en el punto en el que estamos".

Entrando en materia con respecto a la actualidad del primer equipo femenino, indicó que las sensaciones son óptimas aunque no hay que dejar de lado la ambición: "Las sensación es positiva hasta ahora, pero tenemos que centrarnos en que la temporada no termina por más que el club o el equipo siempre estuvo acostumbrado a sufrir hasta el último partido por pelear el descenso y ahora que tenemos un pequeño colchón no hay que dejar de ser ambiciosos, hay que querer siempre más. Faltan dos meses con retos importantes, partidos bonitos, pero a la vez muy duros como empezar jugando ante el Atlético de Madrid, la visita al Rayo Vallecano y Levante y después la ilusión de la Copa. Hasta ahora es buena la temporada, pero como siempre digo, la gente se acuerda del final y donde se decide todo es en los últimos ocho o nueve partidos y encima tenemos esa clasificación a una Copa en la que nadie nos veía como candidatos, sino que nos veían candidatos a luchar por el descenso como siempre pasó aquí y ahora lo que tenemos que hacer es pensar en que podemos cambiar la historia o escribir una nueva diferente dentro del club".

En lo relativo al proyecto del club en la parcela del fútbol femenino, valoró la evolución de un tiempo a esta parte en todos los aspectos: "Cambió mucho desde que estoy aquí el proyecto. Cuando llegué entrenábamos en horario de tarde en un campo con poca luz, circunstancias un poco diferentes a las de ahora en donde ya entramos en un punto de profesionalidad al entrenar por la mañana, con un campo de césped natural que es un lujo, gente que se dedica para el equipo... ha crecido el proyecto desde las bases y cada vez está más dentro de la estructura, del hincha del club. El cambio en estos dos años en notorio, aparte de la situación extrema en la que se encontraba el equipo cuando llegué, estando último y en descenso. Ahora hemos tenido malas rachas en este tiempo, pero creo que se logró generar el ADN característico de este club, que es ser competitivo, querer crecer y mejorar luchando contra cualquiera. En definitiva creo que hay muchas cosas positivas que resaltar, pero todavía queda margen para seguir creciendo". Tampoco escondió el argentino a nivel particular lo que le lleva aportando Sevilla y el Sevilla Fútbol Club en este tiempo: "Sevilla me ha aportado muchas cosas a nivel personal, ver las cosas de otra manera. Los primeros seis meses fueron duros y lo terminamos sacando entre todos, pero en mi última etapa en Valencia al estar peleando puestos de arriba, quizás esas ganas de querer crecer rápido no es positivo a la hora de gestionar la exigencia que uno se pone. Aprendí muchas cosas a nivel personal, a nivel de empatía, disfrutar del día a día, de la calidad humana con la que uno tiene la suerte de convivir tanto en el club como en lo personal con las jugadoras... hoy sigo con la exigencia del día a día, pero también siendo empático y disfrutando".

"Hay muchas cosas positivas que resaltar, pero todavía queda margen para seguir creciendo"

Y si antes se refirió a la evolución del proyecto sevillista, posteriormente lo hizo a nivel más general, con el ejemplo precisamente del crecimiento de su rival en los cuartos de la Copa de la Reina: "Todo tiene que ver con el momento. El FC Barcelona se adelanta un poco a todos en el momento de apostar, firmando a las mejores jugadoras españolas jóvenes y a las mejores de otros equipos, unido a la cantera bien trabajada. Luego viene la mejor jugadora de Nigeria como Oshoala, de Noruega como Hansen, Martens que fue balón de oro... estos momentos son diferentes a nivel presupuestario, por eso ahora es más complicado llegar a ese punto al que llegó. Al final, hay jugadoras que por ejemplo fueron al Real Madrid en su primer año de nivel mundial, pero el proyecto que hace que el Barcelona sea referente tiene que ver con la inversión en su momento y el mantener esas bases que fueron generando. Siempre es positivo que en España se apueste cada vez más y que haya una liga más competitiva".

Volviendo un poco al lado personal, reconoció estar feliz en Sevilla pese al inicio complicado: "Vine en un momento en el cual me habían llamado equipos que luchaban por la liga o por puestos de arriba y el Sevilla me llamó en un momento al límite y crítico en el que tenía muchas ganas de volver a entrenar, coincidiendo momentos de crecimiento con el proyecto. Sabía que era arriesgado, pero al final cuando termina saliendo bien luego fuimos mejorando cada año en diferentes aspectos (a nivel de estructura, de base y de enmarcar unos valores y una forma de trabajar). Estoy muy contento en Sevilla, siempre buscando el crecimiento y mejorar. En Valencia, cuando vi que no había margen de mejora, personalmente uno tiene que saber si va a poder vivirlo intensamente. Acá hay mucho margen de mejora, se puede seguir creciendo muchísimo y espero estar yo para seguir creciendo con el proyecto, con el club y con todo lo que se hace".

"La primera semana todo el mundo nos veía en descenso directo y gestionamos que esos resultados nos hicieran crecer, cambiar y mejorar"

Preguntado por la evolución de la temporada y el objetivo de Copa marcado con el transcurso de la competición, se mostró también bastante claro el técnico sevillista: "Nos centramos en el día a día. En una temporada de tantas variables, sin amistosos en una pretemporada que duró tres meses, fueron muchas circunstancias a las que uno se tuvo que ir adaptando. La primera semana todo el mundo nos veía en descenso directo y gestionamos que esos resultados nos hicieran crecer, cambiar y mejorar. En noviembre o diciembre teníamos la opción ya y ahí ya les hablé del objetivo, pero sin presión y en ese vamos a intentarlo fuimos todos juntos, ganándole al Granadilla que venía segundo, empatarle a la Real Sociedad, ganarle al Levante en casa o empatar en casa también ante el Real Madrid... y lo que quiero es que no baje de eso, que tengamos ambición por más que digan que estamos en una posición cómoda con respecto al descenso. Mi aspiración es llegar a la mayor cantidad de puntos posible y generar que la semilla, esa planta que va creciendo cada vez sea más fuerte, algo que se da en el día a día y desde ahí nos centramos".

Y ya metidos en de lleno en el análisis de la competición del K.O, valoró lo que supuso el sorteo del lunes, afrontándolo siempre con ilusión: "La Copa al final es a un partido y cualquier cosa puede pasar. Cuando sale el sorteo se escuchaban gritos cuando salió la primera bola al jugar de local y luego cuando salió la del Barcelona se sintió un silencio que nadie reaccionaba. Les dije que hay que vivirlo con ilusión y con las ganas de que pueda pasar algo diferente, de que pueda ser nuestro día. Pudimos aprender de que hace dos semanas y tuvimos dos jugadas claras de gol y nos fuimos 0-0 al descanso, saber que hay que no hay que encajar en las acciones a balón parado... vamos a enfrentarnos cuatro veces al Barcelona, mientras que otros no se enfrentaron todavía ninguna, por lo que desde este punto hay que competir e ir al límite y mejor hacerlo con los mejores. La Copa para mí es bonita personalmente, porque ilusiona y puedes estar un día con las mismas posibilidades que el otro equipo, un ritmo que es difícil de seguir en una maratón de 34 jornadas. Hay que vivir este mes con la ilusión de que pueda ser y si no lo es, tampoco pasa nada porque todo el mundo piensa que no lo será, hay que disfrutar del día a día y prepararse con ilusión, viviendo un mes pensando en que puede ser como he dicho. Quiero disfrutar el tiempo que queda de esta temporada, seguir disfrutando juntos y ganando partidos, porque ninguna temporada es igual a la siguiente y desde ahí nos planteamos crecer".

"Este año se generó el sentimiento de pertenencia fundamental para seguir con ilusión, sintiéndose todas parte"

Otra de las claves de esta temporada para Cristian Toro y su cuerpo técnico está siendo la gestión de la plantilla, con cada una de sus jugadoras siendo totalmente diferentes, pero centrándose única y exclusivamente en el fútbol, en el día a día:"Fácil no es, pero cuando uno está con muchas personas diferentes, uno tiene que ir acomodándose manteniendo un hilo. La clave es la humanidad, la naturalidad con la que se puede hablar, también habiendo canteranas, con DNI diferentes... pero son todas futbolistas, lo que me importa es el día a día y que sigamos en ese crecimiento. Este año se generó el sentimiento de pertenencia, que es fundamental para seguir con ilusión y al final todas se sintieron parte y en esta plantilla de 24 jugadoras, hay más de 20 que participaron en más de 10 partidos, lo cual habla de que todas son importantes (las tres que faltan son por lesiones). Prevalece lo colectivo por encima de lo individual y queremos que todas se sientan parte. Hay veces que no sale bien y el responsable soy yo". 

Para cerrar, el técnico argentino, que predica con el ejemplo de no poder desplazarse a su país entre unas y otras circunstancias mostrando también empatía con sus jugadoras desde la adaptabilidad, indicó que en este fin de semana intentará desconectar también como necesidad para volver con más energía de cara a lo que viene: "Necesita desconectar todo el mundo y les dije que nuestra Semana Santa era esta, porque la semana pasada entrenamos todos los días. La gente necesita cargar pilas y volver el lunes con toda la energía y yo intentaré hacer lo mismo para volver con ese reset para llegar cargado de ilusión para seguir disfrutando y centrarnos en lo que nos queda, con retos muy bonitos e ilusionantes. Esperemos que la gente cada vez se se sienta más orgullosa del equipo, ya que las jugadoras se entregan y representan los valores que al hincha les gustan y sienten como propios".

Communication Department