Estadísticas Betfair del Sevilla-Athletic
Previa

CON BAJAS PARA CERTIFICAR LA SEXTA PLAZA Y MIRANDO AÚN DE REOJO LA CUARTA

Los de Joaquín Caparrós afrontan el último reto del ejercicio con la necesidad de evitar las rondas estivales de la UEL y la ilusión, difícil pero aún matemática de la Liga de Campeones

Una nueva temporada dice adiós este sábado en el Ramón Sánchez-Pizjuán, donde dos equipos que comenzaron el ejercicio muy distantes en la clasificación podrían incluso intercambiar sus posiciones en la última jornada. No sería esa una buena noticia para el Sevilla FC, más bien todo lo contrario, pues de la sexta plaza actual pasaría en ese caso a la séptima, que como todo el mundo sabe, obligaría a los nervionenses a repetir las tres rondas europeas veraniegas que ya tocó superar hace poco menos de un año. Eso sí, en aquel momento el séptimo lugar se vio como un mal menor debido a la remontada de las últimas jornadas a las órdenes de Caparrós. En este caso, con la cuarta plaza muy encarrilada hace meses y la reacción protagonizada con el mismo técnico a su regreso, ese mismo escenario conllevaría una valoración distinta.

En cualquier caso, el punto cosechado en el Metropolitano hace una semana permite mantener opciones matemáticas de ir incluso a la Champions League, aunque además de un último triunfo ante el Athletic Club, serían obligatorias para ello las derrotas de Valencia y Getafe ante el Valladolid y el Villarreal respectivamente, conjuntos que nada tienen ya en juego tras sellar sus objetivos clasificatorios la pasada semana. Quien sí se la juega es el propio Athletic Club, pues si no media un empate entre el RCD Espanyol y la Real Sociedad, los bilbaínos estarían obligados a sumar al menos un punto para no ver liquidadas sus opciones de volver a Europa. Todo ello después de una espectacular reacción de la mano de Gaizka Garitano, que cogió al equipo en serio riesgo de tener que acabar peleando por la permanencia.

Un empate entre Espanyol y Real Sociedad le daría plaza europea al Athletic en todos los casos

Caparrós, que también es toda una institución en Bilbao por el buen recuerdo que dejó como técnico del Athletic, cuenta con los efectivos justos para una cita vital que afronta con seis bajas y condicionan, en especial, su centro del campo por las sanciones del argentino Éver Banega y Roque Mesa, así como la lesión de Gonalons. Todos los caminos llevan por tanto a la dupla de mediocampistas con el croata Marko Rog y el franco-camerunés Ibrahim Amadou. Además, siguen de baja los lusos Daniel Carriço y André Silva, y el austríaco Max Wöber. Todo ello para certificar el objetivo mínimo de la sexta plaza, aunque el entrenador ya ha dejado claro en su comparecencia de prensa que al igual que su equipo, cree que el Athletic también saldrá con la intención de ganar.

Caparrós cuenta con hasta seis bajas entre lesionados y sancionados

Por su parte, Gaizka Garitano sí cuenta con toda la plantilla disponible a excepción de Gorka Guruzeta, que ha sufrido una grave lesión de rodilla, aunque el joven delantero estaba en las últimas semanas más en la dinámica del filial. Por tanto, el entrenador vasco podrá echar mano de su equipo titular, sobre el que apenas parece haber dudas. Si acaso en los atacantes por banda, aunque después del buen rendimiento en la última jornada frente al Celta, podrían repetir Iker Muniain e Ibai Gómez. Junto a ambos jugarían de inicio en ataque Raúl García e Iñaki Williams. Todo un asiduo en la UEL en la presente década, cuya final llegó a disputar incluso en 2012 de la mano de Marcelo Bielsa, el club rojiblanco podría estar de vuelta en el Viejo Continente tras la ausencia de la presente campaña, circunstancia que no ocurría desde la 13/14.

El encargado de dirigir la última cita de la temporada en Nervión será el murciano José María Sánchez-Martínez, que precisamente se estrenará en Eduardo Dato esta campaña. Hasta ahora había dirigido a los sevillistas el empate en Mendizorroza ante el Alavés (1-1) y la última victoria de la temporada a domicilio ante el Real Valladolid (0-2). Además, fue el encargado de arbitrar el duelo copero en el Camp Nou que supuso el adiós al torneo de los blanquirrojos. Por su parte, el balance más reciente del Athletic Club con este trencilla depara las victorias en Huesca y Girona, un empate ante el Valladolid en San Mamés y una derrota en el Metropolitano. El encargado del VAR en esta ocasión será el asturiano Cordero Vega.

Communication Department