Krohn-Dehli en el Bernabéu
Previa

EL FÚTBOL OFRECE OTRA OPORTUNIDAD EN EL BERNABÉU PARA RENOVAR EL ESPÍRITU GANADOR

Hay similitudes con la cita de hace nueve años en Chamartín. Un Madrid con dudas perdió 3-4 ante un pujante Sevilla, que con esa victoria arrebató la cuarta plaza de Champions al equipo madridista y lo dejó quinto en la tabla. Jesús Navas dio la asistencia en el 0-1. La historia hace un guiño a los nervionenses

El fútbol no para y, todavía frescas en la retina del aficionado las imágenes del cierre de la fase de grupos de la Liga de Campeones, un lujo para los nervionenses, se nos echa encima con menos de 72 horas de descanso -concretamente 66- una cita de altura, un nuevo Real Madrid-Sevilla FC. Con el aliciente añadido de que ambos equipos suman en la tabla 28 puntos, cuarta y quinta plazas, respectivamente. El reto no puede ser otro que volver a intentar la empresa de puntuar en el estadio Bernabéu, al margen de los aciagos resultados en las últimas visitas al coliseo blanco. El fútbol siempre ofrece otra oportunidad y lo importante es mostrar la mejor actitud, valentía y concentración para salir con la cabeza alta y el escudo intacto.

La historia, en ocasiones, añade ilusionantes guiños a los sevillistas. Justo hace ahora nueve años, el 7 de diciembre de 2008, el Sevilla de Manolo Jiménez plantó sus reales en la capital de España y dio un golpe en la mesa de la Liga. Firmó un rotundo 3-4 ante aquel Real Madrid de Schuster. Abrió el tanteo Adriano, con asistencia de Jesús Navas (otro guiño), empató Raúl; Romaric y Kanouté pusieron el 1-3 en el marcador; dos argentinos, Higuaín y Gago, lograron el empate y, a cinco minutos del final, el gigante de Malí sirvió a Renato el balón, en un centro de seda, que cabeceó a la red el 3-4 definitivo. Fue el gozo de diciembre que aún permanece nítido en la memoria del sevillismo.

Los duelos entre Madrid y Sevilla no tiene término medio: en las últimas 24 citas ligueras no hubo empates; 15 victorias blancas y 9 blanquirojas

El reto de los de Berizzo-Marcucci es difícil y complicado. Por las anunciadas bajas locales, sobre todo en la zaga, se puede colegir que será más asequible para el Sevilla, pero la plantilla de Zidane es profunda y será un rival igual de peligroso, con los Ronaldo, Benzema o el propio Isco (único jugador que ha disputado los 14 encuentros de LaLiga), máximo goleador local con 4 goles y 3 asistencias, junto a Marcos Asencio, también con 4 dianas.

Las posteriores visitas (8) al Bernabéu, tras el 3-4 citado, supusieron otras tantas derrotas de los hispalenses, la última (4-1, gol de Jovetic) el pasado mayo. El balance es de 28 goles locales por 8 visitantes. Una mala racha ante la que hay que rebelarse para cortar lo antes posible; el Madrid nunca sumó una novena victoria en casa ante el Sevilla en Liga. Con referencia al vigente torneo, los madridistas en siete partidos en casa, han ganado los cuatro más recientes, empatando dos y perdiendo uno, en los inicios.

Ambos equipos suman el mayor números de anotadores en Liga (11); por delante, Isco-Asencio (4) y Muriel-Ben Yedder (3)

Un dato que refleja las muchas variantes -cara a portería- que presentan sendos conjuntos es el número de goleadores que han visto puerta (11 en cada equipo). En los locales, destacan Isco y Asencio con cuatro cada uno, seguido de Casemiro (3) y Ronaldo, Ceballos, Bale y Benzema (2). En el Sevilla, Ben Yedder y Muriel suman tres cada uno; Banega, Lenglet, Ganso y Nolito (2), y cinco jugadores más con un gol. Cada encuentro tiene su afán y además el Sevilla FC está en puertas de una serie de hitos históricos que puede redondear, como merece su trayectoria, este 2017 que termina. Al choque de este sábado, seguirá el Levante en Nervión y la Real en Anoeta, antes del parón navideño. El anhelo es que en estas señaladas fechas haya varios regalos.

 

Communication Department