Gabriel Rojas Fernández
1984/1986

Gabriel Rojas nació en Sevilla en 1922. Constructor, hostelero y ganadero, accedió a presentar su candidatura a la presidencia del Sevilla a petición de Eugenio Montes Cabeza y de su mujer Lola Jiménez-Becerril, familiar de ex directivos. Contaba con el apoyo de buena parte del sevillismo, que veía en su figura un acicate importante para acometer todos los problemas que se le planteaban al Sevilla FC.

Se sometió a unas elecciones con un difícil contrincante, como era Rafael Carrión, pero las urnas dieron por ganador a Gabriel Rojas, que tomó posesión del cargo en junio de 1984.

Fue siempre un hombre comprometido con el Sevilla FC, cosa que demostró con muchas de sus acciones. A este presidente le deben los sevillistas gran parte del esfuerzo que significó el terminarse de cerrar el Estadio Sánchez-Pizjuan. Él fue el que completó las obras que se habían convertido en eterna y dotó de asientos todo el estadio.

En la directiva de Gabriel Rojas tuvieron cabida conocidos sevillistas como Manuel Rodríguez Sañudo, Pepín Moreno Suárez, Fernando Piñar y Mihura, Estanislao Asian, Miguel Ángel Vivas, Antonio Ojeda, Rafael Ochoa, Rafael Vaca, Manuel Gil Coronado, Augusto Lahore, Manuel Leonardo Ventura, Manolo Vizcaíno, y singularmente su sobrino carnal, el malogrado Alberto Jiménez Becerril.

En octubre de 1984 traslada la secretaría y oficinas del club al estadio Ramón Sánchez-Pizjuán.

Los fracasos deportivos forzaron su dimisión en octubre de 1986. Su ida coincidió con la salida del club de Manolo Cardo. A pesar de su renuncia, ejerció activamente su sevillismo en las posteriores asambleas, reiterando su disposición al club en caso necesario.

Murió en Sevilla en 2013 a los 90 años de edad.