Enrique Balbontín Orta
1920/1921

Enrique Balbontín Orta nació en Sevilla en 1892. Desde muy joven tomó las riendas del negocio familiar: una fundición de hierro. Llega al sillón presidencial tras Paco Alba.

El presidente Balbontín apenas cambia algunas cosas en la dirección del club, aprovecha la magnífica gestión que había realizado su predecesor, y una vez se produce el óbito de Alba, prepara las elecciones para que se elija a un nuevo presidente.

El exitoso empresario sevillano forma una directiva con los siguientes señores: Manuel de Medina y Carvajal, Rafael Bernal, Eduardo Rodríguez, Guillermo Taylor, Carlos Ruiz, Nicolás Carretero, Carlos Piñar Pickman, Rafael Rodríguez, Antonio Roche, Pepe Canales, Manuel de la Prada y Carlos García Martínez. Como representante en la Federación Regional Sur designa a Juan Otero.

En los trece meses que Enrique Balbontín permanece en la presidencia el Sevilla, consigue una Copa de Andalucía. La final la jugaron el Sevilla y el Betis ganando el Sevilla por 4-0, tras la retirada del Recreativo de Huelva y Nacional de Sevilla, el Betis propone que la cosa no se quede en un solo partido tras perder, y el Sevilla le da la revancha aceptando jugar un nuevo partido donde vuelve a imponerse, esta vez por 1-0.

El Sevilla tiene un equipo con una enorme calidad bajo su mandato, donde destaca de gran manera la llamada Línea del miedo, aquella que formaban Escobar, Spencer, Kinké, León y Brand, cuatro sevillanos y un catalán que hacían goles en cantidad y calidad inusitadas. Enrique Balbontín ficha durante su mandato al gallego Herminio, que llegaría a formar una línea prácticamente infranqueable en la defensa sevillista.