Temporada
1921/Actualidad
Descripción

El escudo actual, con ligeras variaciones, está basado en el que fue diseñado por Pablo Rodríguez y estrenado el 16 de octubre de 1921. Tiene forma de escudo suizo, con los colores que son del club y de la ciudad.

Sobre su forma el autor dijo que “creía oportuno estilizarlo, dándole una forma más heráldica.” Optó por la forma de “escudo suizo”, introduciendo los colores que son del club y la ciudad y la representación de los santos patronos del escudo municipal; junto a las siglas del que había sido hasta entonces el escudo del club.

En el diseño original del escudo eran de color rojo, y así fue como lucieron durante muchos años, desde su creación en 1921, hasta que Santiago del Campo, autor del mosaico de situado en la fachada de preferencia del Ramón Sánchez-Pizjiuán, por iniciativa propia lo modificó, según sus propias declaraciones “para mejorar aún más si cabe la artística visión del conjunto.”

Si en 1921 se produjo una transformación, en 1982 se produjo otra, accidental, pero a día de hoy asumida. Las letras en negro se han hecho símbolo del club, y ahora no se reconocería de otra forma el escudo del club.

De tal forma quedó fijado en los Estatutos Sociales del club, en su artículo 38:

lo decide la Junta General, este será el blasonado, la redacción de la definición de nuestro escudo, El apartado del escudo quedaría de la siguiente forma:

“El escudo está basado en el que fue diseñado en 1921 con sus contenidos inspirados en el escudo de Sevilla, del que toma sus santos Fernando, Isidoro y Leandro; en el anagrama del escudo del club de principios del siglo XX; y en los colores blanco y rojo, que siempre fueron del club y de la ciudad. Desde el punto de vista heráldico, es un escudo suizo, medio partido y cortado. Primero, de plata, los santos patronos, sentados, al modo del escudo de la ciudad. Segundo, de plata, las letras “S”, “F” y “C” de sable entrelazadas. Tercero, de plata, cinco palos de gules. Comble general angrelado de dos piezas de gules, una por cada cuartel. En abismo, sobre el todo, un balón de fútbol antiguo al natural.”