Antonio Sánchez Ramos
1941/1942

Antonio Sánchez Ramos nació en Sevilla en 1905y se hace socio en la temporada 18/19. Con 21 años y cumpliendo el servicio militar es llamado por Juan Domínguez Osborne para formar parte de su directiva a instancias de Sánchez-Pizjuán. Posiblemente es el directivo más joven en incorporarse al Sevilla FC. Cuando Ramón Sánchez-Pizjuán accede en 1932 a la presidencia del Sevilla FC, nombra a este prohombre del fútbol como vicepresidente.

Antonio Sánchez Ramos estudia perito agrónomo y a su vez gestiona las tierras que pertenecen a su familia, situadas detrás de la fábrica de Hytasa. Cuando se funda la primera peña sevillista en la calle General Polavieja, es elegido presidente de la peña, haciendo una labor muy fructífera para el club. Su cargo en la peña no evita que siga siendo directivo del Sevilla hasta 1948, 22 años continuados como directivo. En algunos momentos es un crítico de Sánchez-Pizjuán, sin embargo, éste nunca prescinde de los servicios de Sánchez Ramos.

Ejerció en el Sevilla de vocal, tesorero, secretario, vicepresidente, delegado e incluso de secretario técnico. En 1941 cuando Sánchez-Pizjuán es llamado a Madrid para ser nombrado vicepresidente de la Federación Española de Fútbol, Antonio Sánchez Ramos que era vicepresidente, es nombrado presidente en funciones, manteniéndose en este puesto diez meses, por cuyo motivo podemos considerar -y aquí lo hacemos- como presidente efectivo, ya que fue una larga estancia que no debe pasar ignorada en la historia del Sevilla FC.

En la temporada 41/42, que es cuando Sánchez Ramos ejerce de presidente en el Sevilla, ficha a varios jugadores de gran valía: Alconero, Asencio, Eguiluz, Mateo, Retamar, y Soler.

A los diez meses de su presidencia es el propio Sánchez Ramos el que propone al marqués de Contadero la presidencia del club, el aristócrata acepta el cargo y él pasa a ser vicepresidente.

Fue conocido popularmente como El tío de puro por los enormes habanos que fumaba.

Antonio Sánchez Ramos fue directivo del Sevilla FC entre 1926 y 1948, y en dos ocasiones más, de 1957 a 1959, y de 1962 a 1966. A partir de entonces y hasta su fallecimiento, fue presidente delegado del Sevilla Atlético.