Celebración del título de la UEL conseguido en Basilea
Club

SE CUMPLE EL PRIMER LUSTRO DEL TÍTULO EUROPEO DE BASILEA, LA QUINTA UEFA EUROPA LEAGUE

El Sevilla FC, con Una Emery en el banquillo, redondeaba el triple de títulos continentales comenzado en la temporada 13/14

Quizás eran solo unos pocos, pese a tratarse del Sevilla FC y de la UEFA Europa League el título que andaba de por medio, los que pensaban al marcharse en el descanso al túnel de vestuarios del Saint Jakob-Park de Basilea que una vez más los blanquirrojos volverían a campeonar. Pues sí, esos pocos volvieron a tener razón, porque el Liverpool se retiraba después de unos primeros 45 minutos de dominio y con ventaja en el luminoso suizo, pero aquellos que creyeron puede que imaginasen a Gameiro poniendo nuevamente las tablas en la primera jugada de la reanudación. 

Hoy, 18 de mayo de 2021, se cumple el primer lustro de la quinta UEFA Europa League del Sevilla FC, en la que derrotó al conjunto inglés por un tanto a tres, con el espectacular doblete del capitán Coke tras la igualada del ariete francés. La segunda parte de los de Nervión fue un auténtico espectáculo. Fútbol de clase y fantasía, llevando a todo un Liverpool a ir en busca del esférico que mimaba y respetaba como la ocasión merecía el plantel de Unai Emery, algo que ni los seguidores ingleses ni su entrenador, Jurgen Klopp, podían ni tan siquiera imaginar después del golazo de Sturridge en el minuto 35.

El Sevilla FC arrebató en la segunda parte de Basilea al Liverpool la idea de igualarle a títulos de UEFA Europa League

El eterno José Antonio Reyes volvería a levantar un título para su Sevilla FC, con su Sevilla FC, cerrando en Basilea el trío mágico de títulos continentales consecutivos que se inició dos años antes en Turín y que había proseguido previamente en Varsovia. Los sendos seguidos en Eindhoven y Glasgow parecían quedarse obsoletos. Era la quinta, el idilio total de un club con un trofeo, pues los británicos tenían la opción de igualar a cuatro las UEFA Europa League que ya poseían los hispalenses, pero hoy hace ya cinco años que esa brecha se continuó abriendo en el coqueto estadio helvético.

Quizás, también, esos pocos del principio de este relato fuesen los únicos que creyesen tras el éxtasis en que la historia no se pararía ahí, y que vislumbrasen de algún modo que Colonia, no muchos años después, estaba por venir. Porque nunca es la última vez. Porque lo mejor, sevillista... siempre está por llegar. 

Departamento de Comunicación