André Silva del Sevilla FC ante el Sigma Olomouc
Previa

AGARRARSE A SU TORNEO PARA RECONDUCIR LAS BUENAS SENSACIONES

Tras los dos últimos malos tragos ligueros, el Sevilla FC se toma el reestreno europeo con la intención que suponga un impulso en sus aspiraciones. El Standard de Lieja, que ya cayó en Nervión en 2014, intentará romper sus registros en España, donde no gana desde que lo hiciera en el Santiago Bernabéu en 1970

Fue el 5 de mayo de 2016. Han pasado dos años y cuatro meses y medio desde la última vez que el Ramón Sánchez-Pizjuán se vistió de UEFA Europa League. Después aún quedaba tocar la plata del quinto entorchado en Basilea, pero ha llovido mucho desde la última vez que Nervión se puso el traje de su competición fetiche. Por suerte no se puede hablar de añoranza, porque en todo este tiempo, las vistas desde lo más alto han sido incluso mejores, pero al sevillista siempre se le iluminan los ojos de una manera especial cuando se le refiere esta competición. Ya ha habido oportunidad durante 270 minutos de recordar todo aquello durante el presente verano, pero la normativa del torneo impedía hasta ahora que la UEL pudiera brillar con toda su intensidad en las gradas.

Para retomar aquel glorioso camino, el primer paso trae a Sevilla al Standard de Lieja, histórico conjunto belga que es curiosamente el único de aquel país que se ha medido a los nervionenses en partido oficial. El azar ha querido que sea la tercera vez en la última década en la que el Standard es incluido en el mismo grupo de la competición que los sevillistas, con un balance bastante igualado. Eso sí, hay que reseñar que la única victoria belga llegó en su feudo en 2008 y por la mínima, cuando los grupos eran de cinco equipos y no había ida y vuelta. Ya en la 14/15, la del título en Varsovia, en Lieja no hubo goles y en la vuelta en casa se ganó por 3-1, con tantos de Gameiro, Reyes y Bacca.

La única vez que el Standard, en 2014, visitó Nervión cayó por 3-1 con goles de Gameiro, Reyes y Bacca

Volviendo al presente, le toca a los de Pablo Machín aprovechar su retorno con todo el lustre a la competición que les ha hecho más grandes y la que han sabido manejar con suficiencia en este prematuro inicio de campeonato, por mucho que las rondas previas hayan supuesto un escollo insalvable para otros conjuntos a los que se les suponía, como mínimo, la misma autoridad que al Sevilla. Con las importantes bajas ya consabidas y que afectarán al equipo a medio plazo, el técnico soriano debe ir repartiendo minutos y a la vez consolidando su esquema, sin olvidar que el domingo tocará visitar al Levante y que el miércoles llegará a Nervión nada menos que el Real Madrid.

Y es que hasta el próximo parón de octubre, el ritmo seguirá subiendo y el calendario exigiendo tanto en el panorama doméstico como en el continental, lo que obliga a aprovechar esa dinámica para volver a mostrar las positivas sensaciones del arranque. Para ello, las estadísticas son más que ilusionantes, ya que el equipo cuenta por victorias los once últimos encuentros disputados en la UEL ante equipos no españoles. Sólo afean esta racha las derrotas ante el Betis y el Athletic, pese a las cuales el equipo acabó pasando a la siguiente eliminatoria. Además, al Standard no se le da especialmente bien España, donde ha disputado hasta el momento cinco partidos y sólo ganó uno, al Real Madrid en la Copa de Europa 69/70 por 2-3 y que le permitiría eliminar a los blancos en la vuelta.

En sus cinco visitas a España, únicamente lograron un triunfo, ante el Real Madrid y en 1970

El vigente subcampeón de la Jupiler League viene además de alzar la Copa de Bélgica y pretendía regresar a la fase de grupos de máxima competición continental nueve años después. Sin embargo, su cruce en la Q3 con el Ajax le impidió seguir adelante y le obliga a retornar a la Europa League, la cual ha disputado siete veces en la última década. Eso sí, su tope en este período han sido los cuartos de final alcanzados en 2010. Con Michel Preud'homme en el banquillo del Standard por tercera vez, cuentan además con hasta tres jugadores con pasado en LaLiga, todos ellos en equipos andaluces. Son los casos de Carcela (Granada CF), Lestienne (Málaga CF) y el meta Ochoa, que ha pasado por esos dos conjuntos.

Todo ello con el arbitraje de un lituano Gediminas Mažeika, que afronta su segunda visita al Ramón Sánchez-Pizjuán. La anterior fue en febrero de 2016 ante el Molde FK con clara victoria sevillista por 3-0. Al Standard le dirigió un partido en Lieja ante el Esbjerg danés en 2013, con victoria escandinava por 1-2. Se espera un buen ambiente en Nervión, por mucho que el horario dificulte a muchos de los abonados acudir con tiempo de sobra al estadio. De hecho, la Europa League estrena los horarios que ya se están utilizando en esta primera jornada de Champions League.  A los sevillistas en este estreno les toca el primer turno, el del pitido inicial a las 18.55 horas.

Departamento de Comunicación