Banega del Sevilla FC ante el Betis
Previa

LA FIESTA DEL GRAN DERBI LLEGA PRONTO, PERO CON LA MISMA EXIGENCIA DE SIEMPRE

Con las plantillas recién configuradas y los sevillanos volviendo aún de las vacaciones, el Gran Derbi irrumpe en la ciudad sin margen de error para ninguno y con la conjura sevillista de devolver las cosas al estado natural de los últimos años. Pablo Machín afronta su primer duelo de estas características respaldado por el buen inicio de temporada.

Comenzó a entrenarse y a competir el primero, hasta el punto de que a estas alturas, ha disputado ya nada menos que nueve encuentros oficiales. Ahora, cuando media Sevilla -al menos la no futbolística- se encuentre aún regresando a casa tras el merecido retiro vacacional, al Sevilla FC le tocará afrontar nada menos que el primer Gran Derbi de la temporada. Un duelo que habitualmente está reservado para fases de la competición con más rodaje y más cartas sobre la mesa, pero que repartirá en esta ocasión el mismo premio que todos los que se han venido disputando en la competición liguera desde que se instauraron los tres puntos por victoria.

Una y mil veces se ha dicho que en esos partidos no importa nada cómo llegue cada equipo, pero es que esta vez hay poco de donde agarrarse en ese sentido. El Betis viene de una meritoria pretemporada que hasta ahora en LaLiga sólo se ha visto recompensada con un punto de seis posibles. Mucho más bagaje hay en Nervión, con seis triunfos europeos, la goleada en Vallecas, la derrota en Tánger y el trabajado empate de hace una semana en Villarreal. En líneas generales, el Sevilla ha hecho bien las cosas y sobre todo ha demostrado una línea ascendente con respecto a lo que busca su entrenador. Lo bonito llega ahora, cuando todos esos ingredientes, de mayor o menor peso, se ponen en una coctelera que comenzará a moverse a partir de las 20.45 horas.

Ambos equipos llegan separados por tres puntos después del doble 0-0 de la pasada jornada

A diferencia de todo lo que se había jugado desde el verano, ya todos los equipos saben que lo que tienen es de lo que van a disponer al menos hasta enero, cuando se vuelva a abrir la ventana de fichajes. En ese sentido, Pablo Machín podría contar con una novedad con respecto a los que estuvieron el jueves, ya que pese a que Quincy Promes sólo ha podido completar un entrenamiento, el técnico no le descartó de cara a la lista de este mediodía. La adaptación del holandés deberá esperar esta semana por su marcha con la selección, al igual que harán ocho de sus compañeros para el primer parón de la temporada.

Sin embargo, no puede haber ni un solo elemento de distracción en los instantes previos a uno de esos momentos esperados de la temporada. Y es que después de dos duelos ante el Betis sin conocer la victoria, hay especial motivación en el vestuario nervionense para devolver las cosas al estado natural de los últimos años. Bien es cierto que hay muchos futbolistas nuevos y que varios de ellos jamás han vivido un duelo de estas singulares características, pero sí que lo saben figuras claves en el vestuario como Carriço, Banega o el propio Jesús Navas, más que acostumbrados a llevarse derbis a su terreno.

Tras el derbi llegará el primer parón internacional, aunque no puede haber lugar para distracciones

Otro que lo sabe bien es Escudero, aunque esas indicaciones le tocará darlas de puertas para dentro al ser baja segura junto a Ibrahim Amadou. A partir de ahí se espera un once que rescate a jugadores sin minutos ante el Sigma Olomouc el pasado jueves como Kjaer, Sarabia o Jesús Navas, cuyo papel está siendo tan determinante en este arranque de la competición. Setién por su parte, parece que podrá recuperar a Joaquín y William Carvalho, entre algodones durante toda la semana, mientras que parece difícil que llegue a tiempo su incorporación del último día del mercado, el argentino Lo Celso.

El extremeño Jesús Gil Manzano será el colegiado encargado de dirigir este siempre difícil encuentro, que será además el primer Gran Derbi de la historia asistido por el VAR. Una circunstancia que añadirá aún más picante si cabe a este partido siempre sujeto a emociones y opiniones, que por mucho que llegue antes de lo previsto y pase lo que pase, seguirá siendo tema de conversación en la ciudad por las próximas semanas.

Departamento de Comunicación