Javiera Toro y Zenatha Coleman, Sevilla FC Femenino
Femenino

LA HISTORIA DE SUPERACIÓN DE ZENATHA COLEMAN Y JAVIERA TORO: FUTBOLISTAS CON PASIÓN DE MADRES

Las futbolistas del primer equipo femenino cuentan su experiencia al ser madres desde edad temprana y sin dejar de lado lo que más les gusta, que es el deporte

Si bien es cierto que en unas horas el Sevilla FC Femenino disputa un nuevo encuentro importante en pos de mejorar sus registros en la Primera Iberdrola, no hay que restar importancia en este día a un hecho que también denota superación. Esto es que, dentro de la plantilla sevillista de esta temporada, se puede acudir con orgullo a esta celebración de los primeros días de mayo, fecha señalada en nuestro país para rendir homenaje a todas las madres, como son en este caso Zenatha Coleman y Javiera Toro.

Los protagonistas son Sylvester y Lian, de nueve y seis años, respectivamente. Coleman habla de cómo fue su vida antes y al poco de dar a luz a Sylvester, siempre agradecida a su familia dadas las dificultades que se le presentaban para seguir jugando al fútbol. Pese a tener a su hijo a miles de kilómetros, asegura que gracias a los suyos está cumpliendo su sueño, ya que “sin ellos no podría estar hoy aquí como jugadora sevillista”. También cree, mientras observa desde la distancia cómo su hijo dibuja la silueta de esa madre futbolista y recorta fotos para mostrarlas orgulloso de camino a la escuela, que su caso puede servir de ejemplo para muchas mujeres jóvenes de África y Europa que quieran optar a la maternidad sin dejar de practicar el deporte que aman.

Sylvester y Lian, motivos para sentirse más que orgullosas

En el caso de Lian, Chavi Toro afirma que "es mi felicidad y todo lo que hago es por él". Destacó las ilusiones de niña a los 15 años, con incertidumbre y los "prejuicios" también a la hora de quedar embarazada y mirar a su sueño de ser internacional chilena. En el reportaje ofrecido a los medios oficiales, Toro destaca emocionada la "fuerte mentalidad" que siempre ha tenido, disfrutando también del apoyo de su familia, incluso teniéndose que adaptar trabajando desde bien pequeña en ferias para poder contribuir a su crecimiento personal y al de su hijo, un Lian del que dice que "ve todos mis partidos en la selección y aquí en el Sevilla FC y creo que está orgulloso de su madre". Terminó Javiera: "ser futbolista es algo que yo siempre quise y también me siento muy feliz de ser madre, ya que el amor que fluye entre madre e hijo hace que una se sienta plena".

Departamento de Comunicación