Gol del Sevilla FC ante el Real Madrid
Previa

HAMBRE, CONTUNDENCIA Y COMPROMISO, CLAVES PARA EXCITAR EL DESEO DE GANAR

El Sevilla FC-Real Madrid de este miércoles llega con casi todo decidido en el torneo liguero, salvo una plaza europea para la próxima temporada, pelea en la que se encuentra inmersa el Sevilla de Caparrós. Pero, siendo ese el reto más trascendental de los nervionenses, la cita viene aderezada por las connotaciones especiales de un duelo siempre motivador para el sevillismo

Cualquier Sevilla FC-Real Madrid es un plato futbolístico muy atractivo cada vez que dicha cita de altura tiene lugar en el estadio Ramón Sánchez-Pizjuán. Si es un encuentro que el sevillismo aguarda siempre con inusitada expectación para ver ganar a su equipo, el de este miércoles liguero -correspondiente a la jornada 34ª de LaLiga- aplazado por la final de Copa, llega con el desafío añadido de ser vital para las aspiraciones europeas sevillistas.

Los cálculos son simples, aunque el reto sea difícil: el Sevilla de Caparrós, 8º con 51 puntos en la clasificación. Debe sumar siete puntos de nueve, en los tres choques que le restan para asegurar el mencionado billete europeo, siempre y cuando el Getafe (7º con 52) sume los seis en los dos compromisos que le quedan por disputar (recibe al Atlético, con la mente visitante puesta en la final de la UEL, y visita al descendido Málaga en La Rosaleda). El empate a 58 beneficia a los hispalenses. Es decir, tres de esos siete puntos que necesita el Sevilla FC puede sumarlos ante el Madrid que, aunque también piensa en la final de la Champions, no sólo no regalará nada, sino que competirá como siempre hasta el final.

El Madrid -con rotaciones- competirá como siempre, razón por la cual los de Caparrós han de ambicionar la victoria como nunca; es su partido

Aunque un grande como el Real Madrid siempre sale a ganar. De hecho, se disputa -también con un partido más por jugar- el subcampeonato liguero ante sus vecinos colchoneros, la cita de este miércoles es el partido del Sevilla de Caparrós. No es un secreto que Zidane va a hacer rotaciones, con la mente puesta en la próxima final de la Champions y el dato relevante de que sus dos máximos goleadores no estarán en Nervión: suman 38 goles entrambos en Liga; Ronaldo, 25, (por lesión) y Bale, 13, (por sanción). Pero entre los Benzema, Asensio, Isco, Kroos, Casemiro y Lucas Vázquez se reparten otros 30 goles. La pegada merengue sí estará.

El Sevilla FC, sin embargo, afronta su segunda ‘final’ de las cuatro que tenía pendientes en este excitante final de curso. Es su partido. Para ello, el pleito necesita hambre y pasión sevillistas, no exentas de contundencia y el máximo compromiso para demostrar al rival que tiene entre ceja y ceja el deseo de victoria por encima de todo y va a ir a por ella sin ambages, con el apoyo incansable de un sevillismo que festeja además los triunfos ante el campeón merengue con doble júbilo.

Nervión atesora un plus en el balance no favorable de los sevillistas: ganaron al Madrid cuatro de las últimas cinco visitas madridistas en liga

En finales de temporada, y más en este caso con casi todo decidido en el actual campeonato, los partidos ofrecen resultados imprevisibles a tenor de las necesidades de los objetivos de los distintos rivales. En este escenario, el Sevilla FC se juega sin duda mucho más que los pupilos de Zidane (que no ganó como técnico blanco en sus dos visitas a Nervión: empate y derrota). En este sentido, en los últimos 16 duelos, el Madrid perdió cuatro, concretamente los cuatro en el Sánchez-Pizjuán en las últimas cinco visitas madridistas: 1-0, 2-1, 3-2 y 2-1; la más reciente en enero de 2017 en un final épico. Ganaba el Madrid con gol de penalti de Ronaldo y, el Sevilla, en diez apasionantes minutos finales remontó -con casta y fútbol- tras gol de Sergio Ramos en propia puerta y golazo de Jovetic en el descuento que hizo exclamar al sevillismo en una inolvidable explosión de alegría; por la victoria, por el rival y por la forma de lograrlo.

El último 2-1 al Madrid en Liga tuvo un final épico, remontando el Sevilla al final con gol en pp de Ramos y golazo de Jovetic en el descuento

Este curso, los de Zidane en 17 partidos a domilicio en LaLiga han ganado 10 y empatado cinco; sufriendo dos inesperadas derrotas en Montilivi ante el Girona (2-1) y en Cornellá frente al Espanyol (1-0), cuando parecían tener la mente en otro sitio. La clave de este nuevo Sevilla-Madrid es tener los cinco sentidos en la pelea. Los de Caparrós deben jugar su partido, como si fuera el último, con hambre y contundencia. El sevillismo estará ahí para insuflar ese plus de energía obligada e ineludible que necesitan este tipo de reto deportivos. Querer es poder.

Departamento de Comunicación