Filial Sevilla FC Femenino
Femenino

LA CANTERA FEMENINA, EVOLUCIÓN CONSTANTE EN UNA TEMPORADA DE RETOS MAYÚSCULOS

Todos los escalafones han tenido que reinventarse para superar con nota las expectativas en el año de pandemia trascurrido

La  cantera del Sevilla FC Femenino goza de buena salud, eso es algo que revelan los números y las constantes adaptaciones dentro de una temporada complicada como la que se vive en la actualidad, con muchos partidos en juego dentro de una situación tan extraordinaria como la producida por el Covid-19, virus no ajeno a la actividad deportiva hasta tal punto que la temporada pasada quedó casi inconclusa a excepción de para el filial, que pudo culminar el objetivo del ascenso a Primera Nacional en los meses del pasado verano.

Precisamente el conjunto de Óscar Olomo es un claro ejemplo de superación en este sentido, ya que la sexta posición que actualmente ocupa, con los 34 puntos obtenidos en las 21 jornadas disputadas hasta el momento, no es más que un fiel reflejo de la capacidad de este equipo para adaptarse a una categoría totalmente nueva para muchas de las futbolistas, teniendo incluso que tirar el técnico sanjuanero de algunas jugadoras juveniles en muchos encuentros. El filial sevillista ha ido de menos a más, fiel reflejo es el resultado en los dos derbis ya disputados. Aunque en esta competición no sean los partidos más relevantes, cabe destacar el cambio desde el 0-2 de la primera vuelta al 1-1 producido en Heliópolis en el festivo día de Andalucía. Ahora le queda el sprint final con el objetivo de terminar lo más alto posible, pero sin presión alguna.

El filial se amolda a una Primera Nacional en la que la adaptación está siendo óptima pese a los contratiempos

Por su parte, el Juvenil de Daniel Montiel está a punto de acabar la primera fase de la competición, sabiendo ya que lo va a hacer como primer clasificado tras su victoria del pasado fin de semana ante el Ciudad Alcalá CF (4-0), rival con el que iguala a puntos, pero teniendo las nervionenses un partido menos. En esta misma línea se encuentran las cadetes, con pleno de victorias en los siete partidos disputados hasta el momento.

La situación de los dos últimos escalafones es bien diferente y para sacar conclusiones más que notables, compitiendo ambos conjuntos en dos competiciones y teniendo que amoldarse a un calendario comprimido sobre todo en las últimas fechas. Por un lado, el equipo Infantil dirigido por David Losada marcha líder del Grupo 1 en la 2ª Andaluza Femenina Infantil tras 12 encuentros disputados, uno menos que sus principales perseguidores. En la 4ª Andaluza Infantil masculina se encuentra en sexto lugar con 17 puntos tras 11 partidos jugados, poniendo más en valor las cinco victorias y dos empates con una plantilla que ha ido acusando la carga de partidos con las bajas de varias futbolistas.

Del sobresaliente del Juvenil en la primera fase al crecimiento del Infantil y Alevín con el rendimiento en las competiciones masculinas 

En el caso de las más pequeñas entrenadas por Daiana Borrego, la situación actual pinta de dulce mirando las dos clasificaciones. Aunque en el fútbol no hay que elevar nada a definitivo hasta la disputa de los últimos encuentros, la 2ª Andaluza Femenina Alevín dejó recientemente un 7-3 favorable en el duelo de máxima rivalidad y a la espera de poder visitar Heliópolis, ostentando ahora mismo el Betis la primera plaza, pero con un partido más que las de ‘Dayi’. Aunque lo que realmente resulta gratificante es el esfuerzo de este último escalafón en la 4ª Andaluza Alevín masculina, categoría en la que son líderes del Grupo 11 con 46 puntos, seis por encima del Atlético Libertad, principal perseguidor que tiene un partido menos. En esta competición queda mucho camino por recorrer aún, pero a nadie se le escapa que la temporada es excelente rindiendo a la perfección ante sus rivales en una categoría diferente y que podrían conllevar algo histórico en caso de que los resultados continúen en la línea positiva marcada hasta el momento.

En definitiva, los equipos se preparan para el tramo final en cada una de sus competiciones mientras se sigue trabajando en ese objetivo prioritario como es la formación y la progresión más allá de los resultados que se consigan. Las Ana Franco, Almudena, Inma, Nazaret pese a su lesión al igual que Alba Herrera, ya saben lo que es trabajar a las órdenes de Cristian Toro en el primer equipo, algo que también pudieron experimentar esta temporada la guardameta Claudia Castro, Carrillo, Lidia, Reina, Nerea y Marta Carrasco en varias sesiones de trabajo, lo cual debe ser ejemplo para todas las que vienen: evolucionar pese a las dificultades que se puedan notar en cada temporada.

Departamento de Comunicación