Julien Escudé, Sevilla FC
Club

ESCUDÉ: "HAY QUE ESTAR UNIDOS Y MENTALIZADOS PARA ENFRENTARSE A CUALQUIER SITUACIÓN"

El central galo, ahora uno de los hombres de confianza de Monchi en la dirección deportiva, comentó su experiencia al jugar aquella parte del derbi a puerta cerrada en 2007

Julien Escudé fue protagonista en 'Solo el Sevilla', de SFC Radio. El actual responsable del control y seguimiento de los jugadores cedidos por el club, aparcó un poco sus funciones este jueves para valorar la situación con la que arrancará de nuevo LaLiga, un derbi a puerta cerrada, algo que ya vivió en aquella  parte de la eliminatoria vivida en Getafe hace 13 años: "Fue un partido único que nunca había vivido. Un derbi sevillano a puerta cerrada, con pocos minutos y lejos de tu estadio".

Acerca de jugar en esta excepcional situación, resaltó la importancia de estar concentrados: "Es una sensación muy extraña. Se iba preparando con pocos minutos y el calentamiento debía ser muy importante y también el discurso del entrenador. Esa sensación del campo vacío escuchando todo...había que mentalizarse y acostumbrarse para mantenerse a un buen nivel competitivo".

Y si la concentración era un punto muy clave, el central galo también destacó la importancia de la figura del entrenador, quien era (y será en estos encuentros que le vienen ahora al Sevilla FC) uno de los principales protagonistas: "Teníamos que concentrarnos dentro de la charla del míster. En su discurso tiene que decir que se van a escuchar muchas cosas sin presión de la afición. Hay que concentrarse solo en escuchar a los compañeros, porque no habrá apoyo de la afición y habrá que estar unidos y mentalizados para enfrentarse a cualquier situación".

Otro aspecto a tener en cuenta en este tipo de partidos es la comunicación dentro del propio terreno de juego: "Creo que hay que jugar con ese aspecto. Siempre hablé en el campo, era complicado entenderme, pero ahí se va a escuchar mejor. No se trata de escuchar al compañero, sino a toda la gente. Hay que llegar bien y también asustar al contrario con esos gritos. Hay que hablar, porque da mucho y anímicamente es positivo para el equipo".

"El jugar a puerta cerrada debe servir como arma para poder dedicarle la victoria a la afición"

Como ya indicó al inicio de su intervención, el equipo debe tratar de hacerse fuerte pese a no contar con su público en las gradas del Sánchez-Pizjuán: "La afición del Sevilla es una afición muy importante que ayuda al equipo y da miedo al contrario. Los equipos tendrán la ventaja de venir a jugar a un estadio vacío, no contra 45000 personas, algo que hará que el contrario pierda ese miedo. Al Sevilla eso le puede servir también para hacerse fuerte como equipo". Escudé, que también indicó que los encuentros se presentan más igualados y con una ligera ventaja para los visitantes, se mostró convencido a la hora de hablar de la lucha que debe tener el equipo, por el orgullo propio y el de su gente: "Son diferentes aspectos. Conociendo los detalles del hotel, de los estadios, te favorece. El pequeño matiz te debe servir como un arma para jugar por nosotros y para ellos, con tal de dedicarle la victoria al no haber podido venir".

El programa, en el que también intervinieron hombres que jugaron aquel encuentro como David Cobeño y Alejandro Alfaro, contó además con lo que suponen los derbis para el exfutbolista y hoy miembro de la dirección deportiva que comanda Monchi: "Son los partidos más bonitos cuando lo ganas y difícil cuando pierdes. El otro día escuchaba en Francia que el derbi sevillano no tenía rival en Europa, por cómo se vive aquí el fútbol. Para nosotros era un orgullo poder ganar, dar alegría a toda nuestra gente y disfrutar de todo ello".

Departamento de Comunicación