Rakitic atiende a los medios oficiales desde Lagos
Primer Equipo

IVAN RAKITIC: "QUEREMOS DEMOSTRAR QUE LO DEL AÑO PASADO NO FUE UNA CASUALIDAD"

El croata reconoce que no lo tuvo fácil para adaptarse al equipo en esta segunda etapa, pero siente que, tras un año de continua evolución, la 2021/22 va a ser diferente

Ya en la recta final del stage en Portugal, este jueves fue Ivan Rakitic el encargado de atender a los medios oficiales desde el Cascade Wellness Resort de Lagos. El croata, más que adaptado al grupo, reconoce que está llevando bien estos días de trabajo: "Estamos disfrutando de unos días con calor, pero trabajando duro y no hay nada mejor que compartir con los compañeros. Lo llevamos bien, hay un grupo muy unido y compartimos mucho tiempo juntos. Lo que más se echa de menos es a la familia y a los hijos. Sabemos por qué estamos aquí, para prepararnos de la mejor manera y tenemos unas instalaciones espectaculares para hacerlo".

Como capitán, intenta ayudar en la integración de los recién llegados, aunque en este caso su papel no requiere de demasiado esfuerzo: "Los chicos que están aquí con nosotros del Sevilla Atlético y los dos recién llegados se han incorporado de una manera muy natural, sabiendo dónde vienen, lo que significa el Sevilla FC y lo que todos queremos transmitir hacia fuera. He echado una mano en lo que podía, pero desde el primer momento todo funciona bien y muy fácil. Son chicos abiertos, alegres y trabajadores que ya son uno más de la familia. Ellos seguro que lo sienten de la misma forma y el día a día así se hace más sencillo".

Cuestionado por los objetivos de la temporada, la ambición siempre por bandera: "No sé si van a querer escuchar mis jefes lo que de verdad siento, pero todos los que me conocen saben que siempre quiero más, en cada entrenamiento, en cada partido de pretemporada... Y dentro de dos semanas ya no te digo nada. Sin fijar nada concreto, lo que va en nuestra filosofía es mejorar lo que hemos hecho hasta ahora. Sabemos que es complicado superar lo de la temporada pasada, la mejor del club, pero queremos establecernos donde de verdad queremos estar con humildad y respeto. Nos vamos a dedicar al 100% para luchar por todo, prepararnos para el inicio de la temporada y demostrar que queremos pelear".

"Siempre quiero más, en cada amistoso, y dentro de dos semanas ya no te digo nada"

Y para seguir mirando hacia arriba, no queda otra que encontrar estímulos: "En los Juegos Olímpicos hay deportistas que lo han ganado todo y siguen motivados en Tokio, en un año tan complicado, para ir a por otro oro. Y en deportes individuales sin público ni nadie que les empuje. ¿Cómo lo hace Djokovic? Pues con la ilusión del primer día. Todos los que sabemos lo que significa defender nuestros colores, sabemos que parados no podemos estar nunca. Queremos demostrar que lo del año pasado no fue casualidad y tenemos la ilusión además de disfrutarlo con la gente. Es un punto de partida, después de pasarlo regular en los últimos meses. Nos enganchamos ahí para ir a por todo".

Y es que al croata le queda la espinita de no haber regresado a un Sánchez-Pizjuán con aficionados: "A mi vuelta lo primero que pensé fue volver a jugar en mi estadio y con mi gente. Queda todavía una parte de ese deseo, aunque sea el 30% o el 50%. Ojalá podamos llenarlo pronto. El otro día contra Las Palmas, escuchar de nuevo a la gente y verla nos dio fuerza para ganar y seguir entrenando. Estamos deseando que vuelva nuestra gente y luchemos juntos, porque ese empujón que nos dan no es lo mismo que hacerlo con el campo vacío. Todos queremos ver los estadios llenos de nuevo".

Además se le preguntó por las sensaciones tras la igualada ante el PSG: "Ha sido importante ver que físicamente vamos llegando donde queremos y después dominamos ante un equipo muy importante. No llegaban con todos sus jugadores, pero un equipo grande siempre tiene su modo de jugar y los paramos bien. Competimos y sumamos un partido más. La pena fue no poderlo ganar al final porque siempre viene bien aunque sea un amistoso, pero estamos muy contentos con el partido".

"Ante el PSG dominamos y competimos bien, la pena fue no poderlo ganar"

El centrocampista no quiso ocultar que su vuelta no fue coser y cantar: "Quiero ser sincero y no ha sido mi mejor temporada. Sé que fui de menos a más y es lo que hablé el otro día con nuestro vicepresidente, que se me acabó la temporada en el mejor momento. Me habrían venido bien cinco o diez partidos más. Sé que puedo hacerlo mejor y de manera más regular. Para mí fue un cambio importante tras seis años en el Barcelona. Una visión y una preparación física y mental diferentes. A lo mejor me costó más de lo que esperaba yo, pero cinco goles y ocho asistencias dicen que he podido aportar al equipo. En los últimos meses, más de la forma a la que aspiro y como se espera de mí. Siento la confianza de los compañeros en esta pretemporada y sé que el año que viene va a ser diferente".

Se queda, eso sí, con que su evolución siempre fue sostenida: "El año pasado era llegar y empezar a competir en un equipo que ya funcionaba. No era fácil entrar, pero es lógico pensar que necesitaba tiempo. Entendí lo que tenía que cambiar, que eran muchas cosas. Tenía que adaptarme a los compañeros y al cuerpo técnico, pero también ellos a mí. Tardó un poquito, pero siempre hemos ido mejorando y hacia delante. Al final hemos estado a un nivel muy importante, dominando a equipos del máximo nivel. Siempre lo hemos hecho juntos y sintiendo una mejora continua. Ahora me siento muy bien, trabajando muchísimo y sintiendo esa confianza en cada partido y en cada entrenamiento".

Departamento de Comunicación