Óliver Torres atiende a SFC Radio en la grada del Estadio Jesús Navas
Primer Equipo

ÓLIVER, EN SEVILLA FC RADIO : "ME SIENTO MÁS PREPARADO Y CON GANAS DE COMERME EL MUNDO"

El centrocampista celebró su 26 cumpleaños en los micrófonos de Sevilla FC Radio

Óliver Torres concedió este martes una extensa entrevista en Solo el Sevilla de Sevilla FC Radio. El extremeño, en el día de su cumpleaños, analizó lo futbolístico y lo personal, al más corto y al más largo plazo: "Es mi segundo año cumpliendo aquí y estoy muy contento, claro. La familia y los amigos están lejos, pero la familia diaria es esta, los compañeros y cuerpo técnico, y siento su cariño. Así me lo han hecho sentir. El de los 25 ha sido un año raro, con muchos cambios, pero con 26 me veo muy bien, preparado y más maduro que nunca. Tengo muchas ganas de comerme el mundo y ojalá que venga con muchas alegrías en lo personal y en lo colectivo y que lo podamos celebrar juntos".

El centrocampista hizo balance de su aún corta pero intensa trayectoria: "Tengo 26 años, pero llevo mucho en el fútbol, más de lo que imaginaba. Estar en uno de mis mejores momentos y en un club como este me hace sentir afortunado y orgulloso. Le doy mucho valor a todo, a cada momento en el club y en la vida. En estos 26 le doy las gracias a toda la familia y al entorno, que son parte de mí y de este recorrido. El fútbol es mi vida. Durante las 24 horas pienso en esto y cuando los partidos no van bien, los días son malos. Cuando van bien disfrutas, pero ya estás preparado para el siguiente. Yo vivo y duermo pensando en fútbol, pero lo mas importante ahora es cuidarnos y estar sanos, para que las familias sufran lo menos posible.

"Vivo pensando en fútbol, pero ahora la importante es cuidarnos y estar sanos"

La autoexigencia es uno de sus motores: "Baso la vida en la ilusión y la ambición, que es muy grande. No sé dónde podré llegar, pero me levanto queriendo ser el mejor y competir contra los compañeros. Quiero la mejor versión de mí, que es lo que quiero encontrar disfrutando del recorrido. En tres días pasas de estar muy bien a estar muy mal y hay que ser muy fuerte en todos los aspectos".

Además, reconoce que el grupo sabe convivir con un listón muy alto: "Sabemos que lo que envuelve el fútbol es eso, y es normal. Lo único claro es lo que está dentro de la ciudad deportiva, cómo se prepara el equipo y lo unido que está. En algunos partidos, los resultados tenían que haber sido otros, igual que el año pasado ganábamos muchos partidos. Ni antes éramos candidatos a LaLiga ni ahora somos el equipo que nadie esperaba. Seguiremos trabajando y levantándonos cuando haga falta. Ese es el secreto. Mantener el bloque es algo importante. Ya sabemos la idea del entrenador, nos entendemos con una mirada y sufrimos cuando las cosas no van bien, pero de todo se sacan cosas positivas. Esa conexión que nos ha hecho sonreír tanto tiene que unirnos más cuando vengan mal dadas para seguir consiguiendo cosas".

"Con una mirada entendemos al míster y esa conexión nos une más a todos"

Encamina su segunda temporada en su nueva casa: "Cuando llegas nuevo tienes que adaptarte. Desde muy pronto me siento adaptado, porque toda la gente del club me recibió con los brazos abiertos. A nivel futbolístico soy más maduro, con conceptos tácticos mejorados y una competencia importante. Me gusta ser competitivo y poco a poco voy cogiendo peso en el equipo. Me encantaría jugar todos los partidos y es para lo que trabajo, con ambición, pero hay muy buenos jugadores. Eso es lo que nos va a hacer mejores y es una suma para el colectivo".

Además, reconoció que tiene grandes metas como impulso: "Mirando atrás no sé donde me veía, como tampoco sé dónde me veo en el futuro. El fútbol es difícil y hay muchos factores que no controlamos. Mi mentalidad era la de ser capitán de la selección. Todos tenemos esa ilusión y tenemos que trabajar con esa motivación. Luego por el camino pueden pasar cosas y que no se dé. Con 26 años, tras pasar por todos sus escalafones inferiores, me gustaría ir con la selección y con la camiseta del Sevilla, pero de nada vale hacer análisis del pasado. El momento es ahora, estoy donde quiero estar y eso es lo más importante. Es una oportunidad para volver a ser feliz".

"A nivel futbolístico me siento más maduro y con conceptos mejorados"

Por último habló de la felicidad por ganar la Europa League, aunque con un elemento agridulce: "Ganar títulos está muy bien y con protagonismo mucho más. En los últimos partidos no pude sumar, lo intenté desde donde me tocaba, pero me siento preparado para hacerlo sobre el césped. Me centro en darle valor a cada oportunidad y siendo consciente de que volverán a aparecer".

 

Departamento de Comunicación