Nagore Calderón, Sevilla FC Femenino
Femenino

NAGORE: "LA COMPETITIVIDAD Y LA IDEA DEL MÍSTER NOS DA RESULTADOS Y LA FORMACIÓN DE UN GRAN GRUPO"

La jugadora madrileña se sincera en los medios oficiales a nivel personal y destacando la unión del grupo en una temporada llena de ilusión

Nagore Calderón ha atendido a los medios oficiales justo en la semana en la que regresa la competición para enfrentarse precisamente al que fuera su equipo, el Atlético de Madrid. La futbolista del primer equipo femenino del Sevilla FC indicó en primer lugar y antes de comenzar a analizar la temporada lo que significa para ella estar en el conjunto nervionense: "El Sevilla hoy en día lo considero mi casa. Cuando llegué aquí lo hice en un momento complicado, me abrieron las puertas y lo considero así. Tiene unos valores con los que es fácil identificarse y rápidamente te los inculcan, los llevas dentro y yo los cogí desde bien temprano y tiene una filosofía que me gusta y que quiero seguir teniendo".

En un primer análisis de lo que va de temporada, se refirió a la ilusión que hay en el vestuario pese al último resultado cosechado ante el Sporting de Huelva: "Es un momento bonito y complicado a la vez si tenemos en cuenta el último partido. Fue un partido malo, pero creo que el equipo está haciendo las cosas muy bien y está siendo una temporada ilusionante para todos. Estamos encontrando la forma, no solo de competir, sino de seguir la idea del míster, algo que nos está dando aparte de muchos puntos, la formación de un grupo que es difícil de superar".

Remontándose a sus inicios en el Sevilla FC, recordó la centrocampista como fueron sus primeras horas:  "Sí lo recuerdo, fue un día complicado ya que llevaba solo un año lejos de casa y Valencia de Madrid no está tan lejos. Siempre que empiezas una etapa tienes incertidumbre, un poco de miedo, responsabilidad… poco a poco nada más llegar, el club, la gente, los entrenadores fueron quitando esas sensaciones de incertidumbre y las fueron convirtiendo en positivas. Lo que más recuerdo es el calor, pero es un día que volvería a vivir". En esta misma línea, aseguró que en todos estos años ha ido creciendo a la par que el equipo: "Se me ha pasado rápido y eso es porque me siento como en casa. Es la cuarta temporada, en los que creo que he ido creciendo a la par que el club. Cuando llegué acabábamos de ascender y el equipo era nuevo en esa segunda etapa, siendo ahora un plantel mucho más completo. Se me han pasado rápido los partidos y ojalá sean muchos más".

"Este año todo va en una misma sintonía y hace que dentro del campo me sienta mucho mejor"

Si algo está encontrando Nagore Calderón esta temporada es regularidad, algo que cree que se debe al entorno positivo en el que se encuentra: "Siempre, para tu rendir a tu nivel o acercarte a él, te tiene que ayudar un poco todo lo de fuera. Todo tu entorno tiene que estar en orden y este año está todo equilibrado, lo que hace que dentro del campo puedas rendir mejor. Tu familia, tus amigos, tus relaciones, tu descanso, tu alimentación… que todo vaya en orden para dentro del campo poder rendir, ya que no es solo levantarte y tener x condiciones. Este año, por suerte todo va en una misma sintonía y hace que dentro me sienta mucho mejor". Y hablando de su mejoría, se refirió a su posicionamiento en la medular: "En temporadas anteriores había jugado de 6, que es donde estoy jugando este año. Quizás al inicio de temporada había jugadoras con mejores capacidades para ello, pero las lesiones han hecho que esa gente no esté y tenemos que estar preparadas para lo que pide el equipo. Es un poco reconectar, tienes que adaptarte a lo que pide el contexto de la temporada, es una posición bonita y difícil, pero todas estamos haciendo un gran esfuerzo por adaptarnos a lo que en ese momento necesita el equipo". Y dentro de su posición, destaca su conexión y entendimiento con la cordobesa Virgy García: "Las dos sabíamos que teníamos que adaptarnos a lo que necesitaba el equipo. Ella igual lo ha sufrido un poco más al ser más ofensiva que yo, pero nos respaldamos la una a la otra, conscientes de nuestros defectos, pero intentamos que esos no salgan y con lo que tenemos intentamos que el equipo se sienta equilibrado en esa zona, que es lo que nos piden. Intento que ella esté más cerca del área y disfrute un poco más con la pelota, pero las dos hemos aceptado el rol que nos pide el equipo para hacerlo lo mejor posible".

"Siempre queremos mirar hacia arriba e intentar pelear con los grandes siendo ambiciosas"

Volviendo a referirse a la situación general del equipo, destacó que este plantel y cuerpo técnico se han ganado el respeto a base de trabajo y esfuerzo: "Al principio nadie daba un duro por nosotros, se nos veía como un equipo de descenso y hemos demostrado que somos algo más. Nos hemos ganado un respeto con trabajo y esfuerzo a nivel de grupo, no hay nadie que destaque por encima de nadie y seguimos demostrando que estar octavas no es casualidad. Nuestra primera idea es conseguir esa salvación matemática, pero queremos mirar hacia arriba e intentar pelear con los grandes siendo ambiciosas. Mucha gente dirá que qué mala suerte que al Sevilla le haya tocado el Barcelona en Copa, pero hay otros tantos equipos que estarían deseando ser nosotras, por lo que debemos valorarlo aún sabiendo que es complicado y a partir de ahí trabajar y soñar". Mirando ya a lo más inmediato, que es la cita del domingo ante el Atlético en casa, señaló la madrileña que siempre será una cita marcada para ella: "Es muy especial. Siempre lo digo, soy lo que soy en parte gracias a ellos, que es donde empecé, donde crecí, donde gané mi primera Copa… pero hace varias temporada que me tengo que enfrentar a ellos, tengo mucho cariño y sé que ellos también a mí. Quiero que les vaya siempre genial menos cuando jugean contra nosotras".

Para cerrar, volvió a ser cuestionada por el plano personal, recalcando la madurez: "Para mí, madurez. Llegué joven, una buena edad, pero era el momento de asentarme un poco. Crecí demasiado rápido, gané todo rápido y llega un día en el que todo eso se acaba y tienes que buscar asentarte. Mucha gente cuestionaba que yo viniese a jugar a un equipo que acababa de ascender, pero tenía claro que era lo que necesitaba para crecer, para madurar y cada una tiene que buscar su camino. No por ir a un recién ascendido estás dando un paso atrás, sino que me ha servido para dar muchos adelante y creo que he madurado muchísimo como futbolista y como persona y mi objetivo es seguir creciendo de la mano del equipo y ojalá nos queden muchos momentos bonitos por vivir".

Departamento de Comunicación