Sarabia celebra gol ante el Atlético en Copa del Rey
Previa

EL SEVILLA DE MONTELLA A CLONAR SU MEJOR VERSIÓN ANTE EL RIVAL MÁS ROCOSO

Con el nuevo duelo de órdago este domingo ante el Atlético de Madrid, los nervionenses afrontan el primero de cinco retos ligueros hasta el próximo parón, tres de los cuales serán en el Sánchez-Pizjuán ante históricos del campeonato. El cuadro de Simeone abruma con sus datos ligueros a domicilio, pero los de Montella ya saben cómo afrontar una cita tan exigente

Ya habrá tiempo para soñar. Toca ser osado en la Liga. El Sevilla de Montella la mira con determinación. No es el momento ahora de detener el crecimiento. Iniciado un ilusionado camino -con fe y convicción- para buscar las mejores prestaciones, tanto individuales como colectivas, el equipo nervionense se apresta a afrontar compromisos fundamentales en el torneo doméstico que marcarán su devenir liguero y la posición que adquiera de cara a la recta final del campeonato. Cada cita será muy dura y difícil, pero también lo será para los rivales, eso es seguro. Y lo es porque el grupo de Montella tiene claro apretar los dientes y medir el físico para alcanzar una velocidad de crucero que le ayude a afrontar retos tan complicados. El primero -ahora o nunca- este domingo ante el Atlético de Simeone, que presenta en Liga unos registros incuestionables.

Con mente fuerte y la grada detrás, el doble duelo copero es sólo una referencia que precisa otra vez de intensidad y fútbol

Los Sevilla FC-Atlético de Madrid evocan en general recuerdos poco favorables en Liga para los sevillistas en las siete últimas visitas colchoneras. La más reciente en Nervión, sin embargo, en octubre de 2016, concluyó con victoria local por 1-0, con gol del mejor Nzonzi en recordada arrancada desde medio campo. A otro mes de octubre (2010) se remontaba el anterior pleno sevillista (3-1). Entre ambos triunfos, los madrileños encadenaron tres victorias (0-1, 1-3 y 0-3) y dos empates (1-1 y 0-0), racha negativa que el Sevilla de Sampaoli frenó en seco en un gran segundo acto hace ahora algo más de un año. El Sevilla de Montella desea clonar la referencia copera de este enero, pero sabe que eso no basta porque deberá ofrecer la misma o más intensidad y fútbol que entonces, ante un rival tan advertido como rocoso en esta nueva cita dominical.

Los números de los de Simeone son irrefutables en la actual Liga. Han jugado 12 partidos a domicilio, con ocho victorias, tres empates y una derrota (1-0 en Cornellá), que es hasta la fecha la única sufrida en el campeonato. Un dato relevante es que de los siete últimos triunfos fuera de casa, cinco fueron por 0-1. Solidez defensiva y economía en la pegada. Sólo ha dejado de marcar, en total, en cuatro de 24 citas ligueras. Griezmann suma 8 goles y 6 asistencias; le secundan en la faceta goleadora Correa (6) y Gameiro (5), estando en racha el ex sevillista. Suma 28 puntos en casa y 27 fuera. El dato clave es su pétrea zaga: solo ha encajado 9 tantos, la menos goleada, mientras el Sevilla casi le cuatriplica en goles en contra (35).

El Atlético, en sus últimas 7 victorias fuera de casa, 5 fueron por 0-1. El dato clave: es el menos goleado de la Liga (9)

Por su parte, el Sevilla FC quiere centrarse con todas sus fuerzas en la Liga y, desde la 5ª plaza, mirar al objetivo del escalón que le precede en la tabla. Y, para ello, abordar los próximos compromisos con fe y fútbol, necesita los dos argumentos; así como volver a hacer un fortín del Sánchez-Pizjuán, clave para tratar de equipararse a sus iguales. Atlético, Athletic y Valencia son los visitantes en los tres próximos fines de semana, antes del nuevo parón. Ahí está el meollo de la cuestión. Este Sevilla no es el que perdió 2-0 en el Wanda en la primera vuelta.

El crecimiento exponencial del rendimiento de piezas básicas del equipo es esencial para mirar a los ojos a los de arriba

En lo referente a los goles encajados por los nervionenses y un balance negativo (-4) que trata de sacudirse con el paso de las jornadas, Montella va en camino de cristalizar una solidez fundamental para poder alcanzar los objetivos previstos. La de este domingo es una cita determinante para calibrar las prestaciones de un gran Sevilla ante la piedra de toque más dura y rocosa que pudiera presentarse tras el esfuerzo desplegado hace cuatro días en la Champions. Duelo en el que quedó comprobado el crecimiento exponencial en el rendimiento de piezas importantes del equipo, un Sevilla al que deberán ir sumándose efectivos que han llegado con el enorme deseo de triunfar. El sevillismo espera una gran versión de los suyos. Suma y sigue. El día lo merece.

 

Departamento de Comunicación