Imagen de la celebración del gol de Escudero ante el Celta
Crónica

4-2: EL SEVILLA FC DEJA TRES NUEVOS PUNTOS EN NERVIÓN DESPUÉS DE REMONTAR AL CELTA EN EL TRAMO FINAL

El rápido tanto de Koundé hacía indicar una cómoda victoria, pero la vuelta al marcador del Celta obligó al Sevilla de nuevo a tirar de casta y fútbol. En-Nesyri empató al filo del descanso y Escudero y Munir, en el tramo final, culminaban la remontada

Salió dispuesto a matar. Se adelantó. Le dieron la vuelta de manera fulminante. Se repuso. Se fue, como siempre a por el partido. Y Ganó. Así sucedió, en puntos y seguidos, la victoria del Sevilla FC ante el RC Celta de Vigo en la tarde de este sábado en el Ramón Sánchez-Pizjuán. Tres puntos muy sudados y sufridos que se quedaron en Nervión después de que, por momentos, los vigueses parecieran arrancar algo positivo en el debut de Coudet en el banquillo gallego. Vaclík, que fue protagonista en el empate de Aspas, intervino en la segunda mitad de manera brillante en varias ocasiones para permitir a su equipo poder sumar de tres con los goles definitivos de Escudero y Munir y colocar la segunda consecutiva en LaLiga.

La primera mitad tuvo absolutamente de todo. El Sevilla FC salió completamente decidido a por los tres puntos desde el saque inicial, tanto así que en el minuto cuatro ya había dispuesto de hasta tres ocasiones para haberse adelantado en el marcador. Tras la última, que la tuvo Óliver y el balón se iría a córner, llegaría el premio blanquirrojo, después de otro remate de Diego Carlos que despejaba Rubén Blanco, pero que Koundé, muy atento, se encargaba de empujar al fondo de las mallas gallegas. No desistían los de Lopetegui, que en una acción individual de Ocampos pudieron poner aún más tierra de por medio, pero el guardameta visitante repelía el potente chut del argentino. 

Tras un arranque espectacular con el gol de Koundé, y con el Sevilla plenamente dominador, el Celta le dio la vuelta al encuentro en dos acciones

Sin embargo, en una sola acción se cambiaría por completo el sino del encuentro. Hugo Mallo centraba desde la derecha sin aparente peligro, pero el rechace de Vaclík se estrellaba en el larguero y le quedaba muerta a Aspas, que ponía las tablas de nuevo en el Sánchez-Pizjuán. Desde ese momento, el Sevilla FC se mostró con muchas dudas sobre el terreno de juego, dejó de dominar y, además, vio crecer poco a poco al Celta, renacido tras el mal arranque. Y llegó el segundo. Con las líneas muy adelantas los nervionenses, Aspas ganaba en carrera un balón en profundidad a Fernando, llegaba hasta el área pequeña y su disparo, rechazado por Vaclík, acababa en la bota derecha de Nolito que prácticamente solo tenía que empujarla, al igual que su compañero en la acción anterior. 

Con Escudero sobre el campo por la lesión de Acuña, que se resintió de los problemas que ya le obligaron a abandonar el césped ante el CA Osasuna, el Sevilla FC volvió a encerrar a los vigueses en su zona defensiva, pese a que las salidas en contraataque seguían siendo peligrosas. Vaclík desviaba a córner un lanzamiento de Nolito ajustado a la madera izquierda. Sin embargo, justo cuando se cumplía el tiempo añadido por el colegiado, En-Nesyri recogía del cielo un centro de Jesús Navas desde la banda derecha y, entre dos defensas, la empujaba de fuerte cabezazo a las mallas de Rubén Blanco, colocando el empate en la retirada al túnel de vestuarios. 

Vaclík, con dos intervenciones sublimes a Aspas y Mina, evitó el tercero del Celta y permitió que los goles de Escudero y de Munir sumaran de a tres

La segunda parte comenzó con el Sevilla buscando de nuevo adelantarse en el tanteo, teniendo la pelota y volcando su juego sobre las bandas, con Escudero y Jesús Navas llegando muy arriba en el ataque, y con Ocampos muy incisivo (. Sin oportunidades claras, los minutos iban pasando y fue el Celta, de nuevo saliendo desde atrás, el que dispuso de hasta dos ocasiones muy claras para sumar el tercero en su haber. Primero Aspas, en un uno contra uno con Diego Carlos, y luego Santi Mina dentro del área pequeña, obligaron al arquero checo del Sevilla FC a intervenir de manera brillante en cada uno de los disparos. 

Pero el Sevilla FC volvió a hacer gala de lo que es como equipo, un bloque que no se da por vencido y al que es muy difícil ganarle. Así, con los últimos cambios de Lopetegui que dio entrada a Munir y a Idrissi, que dejó sus primeros destellos, en un balón dividido en la frontal apareció Escudero, que con corazón y potencia golpeaba de zurda y con la ayuda de Tapia, que desviaba el esférico, ponía el número tres en el marcador de los blanquirrojos para felicidad máxima en Nervión. Dos minutos más tarde, como si el partido se hubiese resuelto en favor de los hispalenses de forma clara desde el principio, Munir colocaba el cuarto y definitivo tras una galopada con el Celta completamente volcado en busca del empate.

Los sevillistas marcharán mañana mismo a Rusia, donde el martes enfrentarán al FC Krasnodar en la cuarta jornada del grupo E de la Liga de Campeones, visitando el próximo sábado a la SD Hueca en una nueva fecha liguera.

 

FICHA DEL ENCUENTRO

4. SEVILLA FC: Vaclík, Jesús Navas, Koundé, Diego Carlos, Acuña (Escudero, minuto 32), Fernando, Jordán (Óscar, minuto 80), Rakitic, Ocampos (Idrissi, minuto 80), Óliver (Munir, minuto 67) y En-Nesyri (De Jong, minuto 67)

2. RC CELTA DE VIGO: Rubén Blanco, Hugo Mallo, Aidoo (Araujo, minuto 41), Murillo, Olaza, Tapia, Brais Méndez, Nolito (Okay, minuto 67), Denis Suárez, Aspas y Mina

GOLES: 1-0 Koundé, minuto 5. 1-1 Aspas, minuto 10. 1-2 Nolito, minuto 35. 2-2 En-Nesyri, minuto 45. 3-2 Escudero, minuto 84. 4-2 Munir, minuto 87.

ÁRBITRO: Soto Grado, Comité Riojano. Amarillas para Jesús Navas, Denis Suárez, Hugo Mallo y Escudero.

Departamento de Comunicación