Partido entre el Sevilla FC y el RC Celta
Previa

BALAÍDOS, PRIMER PASO PARA LA REACCIÓN LIGUERA Y MIRAR AL OBJETIVO EUROPEO

Tras un mes sin ganar en LaLiga, este sábado toca mostrar toda la convicción en la aplastante realidad doméstica, sumar los tres puntos y recuperar el terreno perdido en la clasificación. El reto ineludible es la quinta plaza y a ella optan los de Montella en el primero de ocho duelos que se antojan vitales para reaccionar y asegurar plaza europea. El Celta -que también mira a Europa- suma seis puntos menos que los sevillistas y se distanciaría a nueve en caso de victoria visitante

Las grandes citas del equipo nervionense continuarán en este histórico mes de abril, sin duda para disfrutarlo. Sin embargo, la más acuciante realidad liguera obliga a mantener la guardia alta y seguir dando pasos fundamentales para vincularlos a un final de Liga acorde a los objetivos sevillistas. El RC Celta-Sevilla FC es el primer paso para dar la mejor versión en un escenario en el que los hispalense -en los últimos años- han firmado las tres opciones: dos victorias, dos empates y dos derrotas.

En las tres visitas más recientes a Balaídos lograron dos empates a uno y el recordado triunfo 0-3, en diciembre de 2016, con un hat-trick de Iborra; una buena referencia para afrontar sin ambages el reto de sumar los tres puntos en juego. Sin duda, es imprescindible volver a ganar tras dos derrotas ligueras (ante el Valencia en Nervión y Leganés fuera) y el empate en casa frente al FC Barcelona que debió ser una victoria clara.

Es clave repetir el triunfo de la última visita a Vigo, ante un Celta -a 6 puntos- que también mira a Europa

El cuadro vigués -en un mes de marzo de competición muy parecido al del Sevilla- tras vencer con dificultad (2-1) a Las Palmas en Balaídos, encadenó una derrota (3-0) en el Metropolitano y dos empates consecutivos ante el Málaga en casa (0-0) y el Athletic Club en San Mamés (1-1). Es decir, también encadenó tres partidos seguidos sin ganar y no desea descolgarse de la pelea por los puestos europeos. De hecho, suma 40 puntos (a seis de los de Montella) y afronta la cita con la intención de sumarse al grupo de equipos que optan al billete europeo al final de temporada.

Los de Unzué mantienen cierta regularidad ante su público (sólo tres derrotas de 14 encuentros) y hacen goles en casi todos sus compromisos. En esta faceta cuenta con el delantero español más efectivo y en mejor forma de toda la Liga, el internacional Iago Aspas, autor del 35% de los goles de su equipo (16), al que le sigue el uruguayo Maxi Gómez (13) -baja este sábado por sanción-, escoltados por el danés Wass y el ugandés Pione Sisto (4 cada uno). Son referentes goleadores de los célticos, con el 80% de los tantos gallegos. El africano Sisto acumula además 9 pases de gol, de los mejores asistentes de la Liga. El ex sevillista Aspas cuenta con el dato añadido de que marcó al Sevilla dos goles ligueros, los dos desde el punto de penalti.

El referente goleador del cuadro vigués es Iago Aspas; el cual ha hecho al Sevilla en Liga dos tantos de penalti

El importante partido de este sábado para los nervionenses está vinculado a la pelea por la quinta plaza de la Liga, meta ineludible de los sevillistas al quedar imposible el ya lejano cuarto puesto de la tabla. Citas históricas de abril al margen, el choque de Vigo es ‘una final’ en toda regla en la que se está jugando de nuevo no solo la presencia en Europa sino el continuo crecimiento de la entidad y el prestigio tan esforzadamente adquirido en años de esplendor deportivo. El estatus del Sevilla FC -un grande del fútbol- obliga a afrontar la cita con el triunfo en la mente.

Ambos equipos llevan tres partidos ligueros sin ganar; este sábado es crucial el impulso para retomar la dinámica positiva

A falta de ocho encuentros para concluir LaLiga, los de Montella tienen una asignatura pendiente que empieza a ser relevante a la hora de hacer los balances goleadores y cálculos de los empates múltiples o particulares entre equipos que pueden facilitar un puesto final -arriba o abajo- en la clasificación. El lastre sevillista es el gol-average general (-7) por sus 39 goles a favor y 46 en contra. De hecho, en sus tres últimos duelos ligueros encajó seis tantos (dos por partido); en este caso, el balance del cuadro vigués es mejor: 46-43 (+3).

En cuanto a victorias acumuladas, está en condiciones -en este tramo definitivo- de mejorar su arqueo. Es decir, venció al Villarreal en su feudo, equipo al que espera en Nervión dentro de siete días; perdió en el derbi y busca resarcirse en la vuelta; ganó sus dos choques al Girona y podría hacer lo propio con el Celta este sábado tras el 2-1 de la primera vuelta (con goles de Muriel y Nolito, que remontaron el gol inicial de Maxi Gómez). En consecuencia, ganar en Vigo es el argumento de más peso para tener un botín de oro y bruñir el tramo decisivo de la Liga en una posición más ventajosa. La ilusión pues debe estar en todos los frentes competitivos, empezando por la primera 'final' en Galicia. 

 

 

Departamento de Comunicación