Plantilla de la 74/75
Historia

BABY ACOSTA Y UN DOBLETE MUY ESPECIAL… ¡HACE 46 AÑOS!

El delantero paraguayo hizo dos tantos en un derbi disputado en Segunda División. Cinco minutos le bastaron al sevillista para abrir el marcador, ventaja que amplió desde los once metros al cuarto de hora de juego

Que un derbi es un partido especial no es algo nuevo, y no le hizo falta demasiado tiempo a Bernardo Acosta Miranda, Baby Acosta, para darse cuenta. El delantero aterrizó en Sevilla en el 69 haciéndose un hueco importante en aquel disciplinado Sevilla de Max Merkel

Sin embargo, no tardaría en llegar una crisis que acabaría con los nervionenses en Segunda División tres años después. Mismo destino tuvo el Real Betis, disputándose en Nervión un derbi muy especial para Baby Acosta

Baby Acosta abrió el marcador con un potente disparo desde la media luna 

A las órdenes de Santos Bedoya, segundo entrenador de la temporada 73/74 tras Happel, y antecesor de Buqué (al timón de la nave las últimas tres jornadas), el paraguayo sería nuevamente titular ante los suyos, en el Ramón Sánchez-Pizjuán, para recibir al Betis. Apenas cinco minutos le bastó al delantero para ver portería con un disparo imparable desde la media luna

Diez minutos después, Acosta ampliaría la ventaja en el marcador con un segundo tanto, en esta ocasión desde los once metros. No se movería el marcador hasta la segunda mitad, cuando el cuadro verdiblanco reaccionó y puso el definitivo 2-1 con una volea de Rogelio imposible para Paco. 

El doblete de Baby Acosta dio la victoria a los sevillistas y engordó los números de un delantero que cerraría aquella temporada disputando 34 partidos del campeonato nacional y sumando 19 goles

Sin embargo, no fue aquel año el del ascenso, que se prorrogó una temporada más, ya a las órdenes de Roque Olsen, cuando el Sevilla culminó la campaña 74/75 tercero con 51 puntos. El final de aquel campeonato supuso también el final de la carrera deportiva de Baby Acosta, aquel paraguayo que atravesó el ‘charco’ procedente del Lanús para hacerse un nombre en Europa

Y lo hizo. Un nombre, un hueco y una vida, ya que el delantero, tal y como él mismo relata en una entrevista, “fui a Buenos Aires un verano a visitar a la familia y los amigos. Les dije que volvería al año siguiente y al final no volví. Me quedé aquí”. 
 

Departamento de Comunicación