Aleix Vidal en 'A Balón Parado"
Medios SFC

ALEIX VIDAL: "LA MEJOR DECISIÓN QUE PODÍA TOMAR ERA VOLVER, NUNCA BAJO LOS BRAZOS"

El tarraconense explica en A Balón Parado las dificultades que está sufriendo por culpa de las lesiones en el año de su regreso

Aleix Vidal fue este martes protagonista en A Balón Parado de SFC TV. El carrilero está viviendo un año complicado por una situación a la que no estaba habituado: "Es difícil. Nunca antes había tenido lesiones y cuando estás jugando menos de lo que te gustaría, tienes la oportunidad y te lesionas. Es una pena porque no estoy acostumbrado a sufrir problemas musculares, pero es una experiencia más. La única lesión grave que he tenido fue en Barcelona, la luxación de tobillo. Toca acostumbrarse a vivir con ellas para no venirte abajo".

Aleix se siente preparado para ayudar en estos dos meses que restan: "Yo siempre trabajo lo más fuerte que puedo y estoy teniendo un año con el que no contaba por las lesiones. Trato de corregirlo lo más rápido posible y ahora las sensaciones son buenas. Dudo que me persigan de aquí a lo que queda, pero siempre es bueno tener una mentalidad positiva, porque aunque luego te des el batacazo, igual no te duele tanto".

Aunque no está gozando del protagonismo esperado, el catalán tiene claro que este verano tomó la mejor decisión pese a contar con otras opciones: "No hay que engañarse. A todo el mundo le gusta ganar dinero, pero siempre he pensado que eso llega. Es importante, pero no te hace completamente feliz. La mejor decisión que podía tomar es volver. Es verdad que la situación no es con la que contaba, pero el que me conoce sabe que nunca bajo los brazos. Hay que apretar los dientes para esta recta final tan importante y a partir de ahí trabajar para estar a tope el año que viene".

"Hay que apretar los dientes para esta recta final tan importante"

Monchi ha vuelto, quien ya le fichase en 2014 e incluso le quiso para la Roma: "Es verdad que me quería cuando estaba en el Barcelona, pero tenían la sanción FIFA y yo había hecho un esfuerzo muy grande para jugar con los mejores. Te transmite buen rollo y te da esa tranquilidad por como es él. Aporta confianza y estamos todos muy contentos". De hecho, Aleix recordó su primera etapa en Nervión: "Hay diferencias deportivamente, pero también tenemos muy buen grupo y la gente sabe cómo soy yo. Me gusta ser parte importante y que todo el mundo se sienta cómodo conmigo. Intento crear buen ambiente y tenemos un vestuario muy bueno".

El fútbol son momentos y lo principal es sentirse en plenitud: "Cuando no tienes confianza las cosas no salen igual. En Barcelona, el primer año y medio casi no jugaba. Cuando lo hacía si fallaba la gente se echaba encima, pero cuando cogí una racha de tres o cuatro partidos me hice con el puesto hasta que me lesioné. Igual si no me lesiono ahora sería titular en el Barcelona, o igual no. Es lo que tiene el fútbol".

"Monchi te aporta esa confianza y estamos todos muy contentos"

Repasando su carrera, tiene claro que pese a que no fue nada fácil, ha podido cumplir su sueño: "Pasé de querer retirarme y volverme a mi pueblo a llegar al Sevilla, ganar la Europa League, debutar con España y jugar en Barcelona con los mejores del mundo. Ha tardado, pero nunca sabes lo que la vida te puede deparar".

Departamento de Comunicación