Vitolo en el Bernabéu, octavos ida de Copa
Previa

PELEAR Y DEMOSTRAR -POR RESPETO A LA COPA- CÓMO SE VIVE EL FÚTBOL EN NERVIÓN

El actual subcampeón de la Copa del Rey se debe a su ADN competitivo y ofrecer su mejor versión para mostrar al rival que no le será fácil el pase a la siguiente ronda

La vuelta de octavos de final de la Copa del Rey, Sevilla-Real Madrid, se presenta en el Ramón Sánchez-Pizjuán como una cita que tiene todos los alicientes para ser considerada como un duelo con perfiles de gesta deportiva. A nadie escapa que el 3-0 de la ida para los madridistas -que nunca fueron eliminados con ese resultado en la ida- es un reto sólo al alcance de los elegidos en un día mágico. Son conscientes también los sevillistas de la tremenda dificultad que entraña enfrentarse al gigante capitalino, con todos sus condicionantes y su estado actual de forma. Pero hay un lema intrínseco en los nervionenses -“nunca se rinde”- que no son sólo palabras sino hechos contrastados. No se trata de hablar de remontada, sino mostrar el gen competitivo, ir a por la victoria en el fortín rojo en un encuentro que no es un derbi, pero como si lo fuera. El Sevilla debe competir con fe y, sobre todo, con dignidad.

 

El ‘nunca se rinde’  implica que si el Sevilla no pasa es porque el rival sea mejor y tenga que vaciarse en el intento

 

El actual subcampeón de Copa del Rey debe un respeto máximo al llamado torneo del KO. Así ha sido en la presente centuria y así debe seguir siendo. Aun teniendo muy presente siempre que un gol de los de Zidane obliga a los de Sampaoli a tener que anotar cinco, la cuestión es pelear la victoria desde el minuto uno y demostrarle al rival que no le va a ser ni mucho menos fácil su pase a la siguiente ronda copera. El sevillismo espera intensidad y concentración en los once jugadores que salgan de titulares este jueves, con el desafío añadido de borrar la discreta imagen ofrecida en la ida de Chamartín. La grada quiere vivir esta vez gran fútbol, la mejor versión de su equipo y, si es posible, el premio de la victoria. Después, el propio fútbol dirá si la difícil remontada está al alcance o no de los locales.

 

El doble duelo ante el Madrid obliga a gestionar bien las dos citas, pero ambas son en casa y exigen el máximo nivel 

 

El doble compromiso ante el Real Madrid en cuatro días -el domingo será el segundo esta vez en LaLiga- promete ser de los más excitantes que se puedan vivir, siendo además un dato no secundario que las dos citas son en Nervión. La coyuntura liguera de la hora induce a pensar que el encuentro importante es el dominical -lo es sin duda- pero el pleito copero de este jueves hay que afrontarlo con toda la fe y la determinación posibles; no es un trámite más. Ningún enfrentamiento ante el Real Madrid lo es y más en el caso de este Sevilla FC que está obligado a jugar con seriedad y sin reservas. Los jugadores están en la tesitura de hacer historia sevillista y Nervión exige el máximo nivel en el primero de los compromisos que influirá -sin duda- en el siguiente duelo liguero.

 

Ben Yedder es el máximo goleador de la Copa (5 y 1 asistencia), seguido del madridista Mariano (4 y 1 pase de gol)

 

La pegada del Sevilla (14 tantos) en la anterior ronda ha propiciado que el delantero sevillista Ben Yedder marche como máximo anotador copero (5 goles y una asistencia), seguido por el joven madridista Mariano (4 tantos y un pase de gol). La racha del franco-tunecino ha ido de menos a más, corroborado por el hat-trick en Anoeta en la última cita liguera. Al nervionense, le siguen en el equipo Correa y Vietto (3 goles cada uno en Copa). Si son de la partida, es otro aliciente más para intentar engrosar su cuenta particular y de paso ponérselo difícil al cuadro merengue. El citado Ben Yedder, junto a Iborra, Kranevitter, Ganso y Correa son los utilizados por Sampaoli en todas las citas coperas. Pero juegue quien juegue, el sevillismo espera disfrutar con su equipo, cuyo objetivo es siempre mirar hacia adelante con ambición.                               

Communication Department