Mercado del Sevilla FC ante el Deportivo Alavés
Previa

CITA CLAVE EN VITORIA PARA ENDEREZAR EL RUMBO Y TOMAR IMPULSO EN LALIGA

El Sevilla de Montella busca un cierre exitoso a la primera vuelta para afrontar con fe el tramo definitivo y recuperar el terreno perdido ante un rival revitalizado con Abelardo. El Alavés no empata; suma 5 victorias -tres en Mendizorroza- y 13 derrotas en Liga. La primera asignatura sevillista es sellar la defensa; lleva los mismos goles en contra (27) que el cuadro vasco

El cierre de la primera vuelta de LaLiga debe ser el inicio de un tiempo de orden y progreso para el Sevilla de Montella. Un lema de positivismo, usado por Augusto Comte, que ondea en la bandera del país de Arana y puede servir al equipo nervionense como acicate en un choque vital para afrontar los próximos meses de competición. Con el reto de sellar la zaga de una vez por todas y frenar la sangría de goles encajados, el equipo sevillista necesita orden, ser un conjunto unido y compacto -como apuntó el técnico italiano- y, luego, progresar en juego, sensaciones, confianza y compromiso, para reforzar la fe en sus posibilidades, que son muchas y por explotar. Un dato incuestionable de que la defensa precisa seguridad y organización es que suma los mismos goles en contra (27) que su rival de este domingo, estando los vascos en puesto de descenso y el Sevilla en zona europea.

Claves de la reacción: orden para recobrar la solidez y progreso para recuperar la mejor versión y enderezar el rumbo

El encuentro de Mendizorroza es fundamental para un Sevilla que tiene que mirar hacia arriba en la tabla sin volver la cabeza a sus perseguidores y encadenar una serie de victorias frente a rivales asequibles frente a los que sumar de tres, aunque lo importante no sea el potencial del rival sino recuperar el propio. Con el respeto a todos ellos y la evidencia de que el fútbol es imprevisible, las citas ante Alavés, Espanyol, Getafe, Eibar, Girona y Las Palmas deben suponer -en principio- un granero de puntos para los sevillistas, empezando por la cita de Vitoria. De momento, el primer paso para cortar la mala racha es este domingo, para poder ir haciendo camino; de ahí la trascendencia del encuentro.

Los datos en Primera entre ambos conjuntos son escuetos. En los cinco enfrentamientos más recientes (en total son siete) en terreno vasco, el Sevilla FC sólo logró una victoria (0-1) en diciembre de 2001, con gol de Casquero, junto a dos derrotas (1-0 y 2-1) y dos empates, 0-0 y 1-1, este último en marzo de 2017, gol de Ben Yedder con asistencia de Sarabia. En esta secuencia histórica de visitas, se dieron empate-victoria-derrota en las tres primeras del siglo, y luego derrota-empate y hay el lógico deseo que esta tanda se complete con victoria.

El Alavés no ha empatado en Liga y el Sevilla tampoco ha firmado tablas en ninguna de sus visitas este curso

El Deportivo Alavés, ahora del técnico Pitu Abelardo (este año es ya el cuarto), ha logrado engancharse a la pelea de la salvación, tras un inicio liguero nefasto, con cinco derrotas seguidas en casa ante Barcelona, Villarreal, Madrid, Real Sociedad y Valencia. Sumó una más ante el Eibar, junto a tres victorias frente al Espanyol, Las Palmas y Málaga. Emergió en Girona con un 2-3 agónico cuando perdía 2-0, clave para reactivar su juego y su confianza. Contabiliza cinco victorias y 13 derrota, sin empates: es el único equipo de las grandes ligas que no ha hecho tablas este año. Sus referencias en ataque son Ibai Gómez (4 goles) y Munir (3), sólo lleva 13 goles a favor.

Se da la circunstancia de que el Sevilla FC tampoco suele empatar; concretamente sus dos tablas fueron en Nervión y a domicilio nunca ha repartido puntos. En nueve visitas, tres victorias (Getafe, Girona y la importante de Villarreal) y seis derrotas. Tras un diciembre aciago, Vitoria debe ser la cita de la reacción y el impulso como cierre de la primera vuelta. Ben Yedder (5 dianas en Liga) ha marcado en sus dos partidos frente al Alavés (3 en total). Por su parte, Lenglet (segundo goleador liguero del equipo junto a Muriel, tres goles ambos) es el defensa más efectivo del torneo. En cualquier caso, la cita de este domingo es fundamental para cortar la mala racha en LaLiga; el desafío no puede ser otro que demostrar en el césped la teórica superioridad. Cara a la segunda vuelta, hay que recuperar los puntos que llevan al final al objetivo previsto. La reacción no puede esperar para tratar de enderezar el rumbo en el Sevilla FC.

Departamento de Comunicación