Partido entre el Sevilla FC y el Villarreal CF
Crónica

2-2: UN CLAVO ARDIENDO QUE CASI DA PARA LA JUSTA REMONTADA

Guión con todo en contra para el Sevilla ante un rival directo, que pese a quedarse con un jugador menos y fallar un penalti en la recta final, logró igualar y obligó al Villarreal a defender con todo para que la remontada fuese completa. Aunque sabe a poco, la reacción permite mantenerse a tiro de los de Calleja, a los que ganan el golaverage

Punto del que se pueden hacer muchos análisis tras un partido de infarto en Nervión. El Sevilla FC caía por 0-2 a falta de doce minutos y tras fallar un penalti ante todo un Villarreal y acabó obligando a los amarillos a pedir la hora, tras igualar por medio de Nolito -el que se encontró con Asenjo en la pena máxima- y de Nzonzi. Los insuficientes tres de añadido -seis cambios y dos expulsiones- impidieron superar los tantos castellonenses, de Raba en el primer tiempo y de Bacca justo tras el mazazo de la doble amarilla a Ben Yedder, que protestaba una clara amarilla a Cheryshev -que habría sido la segunda- y que no se señaló.

No fue sencillo para el Sevilla meterse en el partido, con el cansancio de Múnich aún muy presente y un horario al que tocaba ir acostumbrándose poco a poco. Aún así el balón fue sevillista en un inicio en el que el Villarreal supo arroparse bien atrás para tapar todos los espacios posibles. Aparecía algo más Sarabia por la derecha, pero no así un Navas que no conseguía abrir huecos por su flanco. En el contrario, Sandro volvía a dar muestras de su voluntad pero le seguía costando encontrar esa chispa para dejar ver la pegada que lleva dentro. Los amarillos probaron por primera vez con un tiro lejano de Cheryshev, mientras que Sarabia contestó en la siguiente acción percutiendo pero no encontrando portería en su tiro.

El Sevilla dominó territorialmente en un igualado inicio en el que Villarreal se colocó bien y salió con peligro en las contras

Tal dominio territorial en blanquirrojo tenía su contrapartida en las posibles contras peligrosas que podían lanzar los de Calleja. La primera, de hecho, llegó a los 20 minutos con un mano a mano de Cheryshev, que tras deshacerse de Navas se encontró con la buena salida de David Soria. A balón parado pudo llegar el 1-0, pero la falta lateral de Banega que cabeceó Vázquez se encontró con los guantes de Asenjo. Y cuando no se podía dar a ninguno de los dos por dominador sobre el césped, nueva contra con entrada de Castillejo por la derecha que acaba en el segundo palo. Allí está Raba, que cabecea con fuerza y obliga a Soria a recolocarse. El meta tapa, pero ya dentro de los tres palos.

Golpe duro para los de Montella que pudo tener remedio casi de inmediato, si González Fuertes hubiese visto el claro derribo de Rodrigo sobre Banega. Nada más lejos, pues el colegiado mostró amarilla al argentino por una supuesta simulación. Antes del descanso aún hubo otra clara, pero el córner que despejó Asenjo y nadie tocó, pasó a milímetros de un Mercado que no pudo rematar. El colegiado, inexplicablemente, dio saque de puerta. Tocaba dar el do de pecho en el segundo tiempo y lo hizo el equipo, metiendo a la grada en el partido y a los visitantes en su área. Montella, además, adelantó el recambio en ataque y colocó a Ben Yedder por Muriel.

De tener el partido perdido a igualarlo en dos minutos y acabar encerrando en su área a los visitantes para conservar el punto

Por desgracia, el galo no duró más que nueve minutos en el campo, tras protestar con razón una amarilla que no vio Cheryshev y que era la segunda, para luego aplaudir al colegiado en una desconsideración ante la que González Fuertes fue esta vez implacable. Demasiado ante lo que remar y que cambió el escenario, con un Villarreal que pasó a dominar y casi sentenció con una contra infalible de Bacca. Quedaba la épica para sacar algo y el Sevilla se agarró a ella como un clavo ardiendo para conseguir lo imposible. De hecho sacó un penalti tras una clara mano de Costa que no vio el trencilla pero sí su asistente. Fue la segunda para el lateral, pero Nolito, que acababa de entrar, lanzó un disparo adivinado por Asenjo.

Por suerte se pudo resarcir dos minutos más tarde con un buen remate a falta de Banega y prolongación de Lenglet. Había que seguir apretando y la grada puso su granito, espoleada por un potentísimo disparo de Nzonzi que se coló por el palo derecho del meta. Quedaba tiempo, aunque no tanto como parecía, pues el colegiado sólo añadió tres minutos en un partido con seis cambios y dos expulsados. No se podía hacer más y toca dar por bueno un punto que mantiene a tiro la sexta plaza -un punto con el golaverage a favor- y le hace acabar la jornada en Europa. El martes más, con partido en Riazor sin el sancionado Ben Yedder.

FICHA DEL ENCUENTRO

2. SEVILLA FC: David Soria, Jesús Navas, Mercado, Lenglet, Escudero, Nzonzi, Banega, Franco Vázquez (Nolito, minuto 67), Sarabia, Muriel (Ben Yedder, minuto 53) y Sandro (Roque Mesa, minuto 85)..

2. VILLARREAL CF: Asenjo, Rukavina, Mario, Víctor Ruiz, Jaume Costa, Rodrigo, Manu Trigueros, Samu Castillejo, Rama (Javi Fuego, minuto 78), Cheryshev (Roberto Soriano, minuto 65) y Carlos Bacca (Unal, minuto 85).

GOLES: 0-1, minuto 35: Raba. 0-2, minuto 67: Carlos Bacca. 1-2, minuto 78: Nolito. 2-2, minuto 81: Nzonzi.

ARBITRAJE: González Fuertes, asturiano. Doble amarilla para Ben Yedder y para Jaume Costa. Amarillas para Cheryshev, Banega, Sarabia y Escudero.

Departamento de Comunicación